La gestión de color en Adobe Lightroom

Segunda parte sobre la gestión de color durante el revelado. En este caso, vamos a ver cómo hacerlo con Adobe Lightroom, que desde la versión 4 facilitó mucho más la labor a aquellos que no paramos de dar vueltas con el color. Vamos a empezar.

Ayer vimos la gestión de color durante el revelado con Adobe Photoshop, desentrañando todas las posibles dudas que nos pudieran surgir en este aspecto. En el artículo de hoy me voy a centrar en Adobe Lightroom, pues ahora se puede hacer sin ningún problema.

Mucha gente piensa que en Adobe Lightroom no existe la gestión de color, o que sólo se aplica al final, cuando decidimos exportar una fotografía. Pero no es así. Lightroom lo único que hace es simplificar este mundo para conseguir mejores resultados con una teoría sorprendente y que a muchos les puede llegar a asustar. Lo que no se puede negar es que funciona bastante bien.

Adobe Lightroom y la gestión de color

En este aspecto este programa ha evolucionado mucho desde la primera versión, donde prácticamente no se podía hacer nada. Desde la versión 4 tenemos, por ejemplo, la posibilidad de hacer pruebas en pantalla para corregir las imágenes en función del perfil de salida, es decir, según el papel y la impresora que tengamos.

¿Cómo lo hace?

Realmente no hay ningún lugar, ventana o pestaña, donde podamos hacer un ajuste personalizado de la gestión de color, tal como existe en Adobe Photoshop.

Con el fin de simplificar la vida a los usuarios, Adobe ha decidido limitar el acceso a este mundo, pero a cambio de ofrecer las mejores opciones y las más lógicas para un usuario medio. La historia es que la mayoría de los profesionales podemos también aprovecharnos de estos ajustes automáticos. Si se necesita algo más, nos tendremos que ir a Photoshop o mejor aún, Capture One, hoy por hoy uno de los mejores programas para estos menesteres.

Para que quede más claro voy a poner en una lista cómo se aplica en cada módulo. Puede sorprender, pero el caso es, vuelvo a insistir, que funciona a la perfección:

  • En el módulo Biblioteca las previsualizaciones siempre se ven bajo el espacio de color Adobe RGB (1998), independientemente del tipo de archivo (RAW, jpeg, TIFF,…).
  • Sin embargo, en el módulo Revelar, las fotografías siempre están en ProPhoto, el espacio de color más amplio que existe. Tiendo a pensar que el resultado será siempre mejor si trabajamos con archivos RAW, pero no he logrado ver la diferencia o notar algún problema. Y parece ser que no es exactamente el ProPhoto, sino que es un nuevo espacio adaptado, pero es algo que no he podido confirmar.
  • La curva de respuesta tonal responde al clásico valor de 2,2. Este valor es, sin embargo, similar a la curva de respuesta tonal del espacio de color sRGB, por lo que el tema se complica. La curva de respuesta tonal, como dice Adobe,

define el modo en el que se asignan los valores tonales de la imagen RAW… Mientras Lightroom utiliza una curva de respuesta tonal para proporcionar información para el histograma y los valores RGB, manipula los datos sin procesar antes de que se asignen los tonos. Al trabajar en esta gama lineal se evitan muchos de los artefactos que pueden producirse al trabajar con una imagen de ajuste tonal.

Con semejante lío, es normal que la mayoría de los usuarios prefieran tener los ajustes de color escondidos o bloqueados y maravillarse por lo bien que funciona el tema en este programa.

¿Puedo elegir el espacio de color con el que exporto la fotografía?

Respirad tranquilos. Sí que se puede. Nosotros podemos elegir el espacio de color, incluso el perfil en el que queremos tener nuestra fotografía cuando la exportemos. Sólo tenemos que estar pendientes en la ventana Exportar….

En dicha ventana, disponible en Archivo>Exportar (Ctrl+Mayus+E) tenemos que ir a la pestaña Ajustes de archivo y elegir el espacio de color que decidamos. Es así de sencillo, sin complicaciones.

Si queremos trabajar el archivo en otra aplicación, como Photoshop, o cualquier otro programa, tenemos la posibilidad de indicar el espacio de color en Editar>Preferencias>Edición externa. Por defecto aparece en primer lugar Photoshop con el espacio ProPhoto, pero tenemos la libertad de elegir. Lo único que recomiendo es trabajar siempre con una profundidad de 16 bits si elegimos finalmente dicho espacio.

Pruebas en pantalla

Esta función, presente desde la versión 4 del programa, permite trabajar igual que con los Colores de prueba de Photoshop, pero desde mi punto de vista de una forma más ágil.

gestion-de-color-Lightroom
Pruebas en pantalla
  • En el módulo Revelar tenemos que activar la opción Pruebas en pantalla. El fondo de la pantalla se vuelve blanco, y la pestaña Histograma pasa a denominarse Pruebas en pantalla.
  • A continuación, en dicha pantalla, sólo tenemos que buscar el perfil en el que vamos a imprimir la fotografía. Este perfil lo podemos conseguir en la página del fabricante, o en el laboratorio en el que vayamos a imprimir o si tenemos medios lo habremos generado nosotros.
  • El histograma cambia de manera sustancial. En las esquinas superiores aparecen dos opciones que podemos marcar:
  1. Aviso de gama del monitor, que permite apreciar en azul los colores que no puede reproducir mi monitor
  2. Aviso de gama de destino, que nos deja ver en rojo los colores que no podrá reproducir el perfil del papel.
  • También podemos elegir el propósito para decidir sobre la conversión de un espacio al perfil. Hay que probar para decidir cuál es el mejor. Si no hay colores muy saturados, el mejor es el segundo:
  1. Perceptual, que modifica todos los colores del espacio al perfil de salida de manera proporcional.
  2. Relativa, que sólo modifica los colores que se quedan fuera durante la conversión. El resto no los cambia.
  • Si descubrimos que hay problemas, es decir, los colores cambian en exceso, tenemos dos posibilidades para conseguir el mejor resultado.
  1. Buscar otro perfil que sirva para la fotografía en cuestión. Esto quiere decir que hay que probar con otro papel, otras tintas, otro laboratorio…
  2. Trabajar con la pestaña HSL/Color/Blanco y negro y con la herramienta Ajuste de destino para ajustar la fotografía al perfil.

Estas son todas las posibilidades que nos ofrece el programa para conseguir el mejor resultado en lo que respecta a la gestión del color. Sólo nos quedaría ir al módulo Imprimir y en la pestaña Trabajo de impresión poner el mismo perfil, pues si no, todo el trabajo anterior no serviría para nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.