Archivo de la etiqueta: Capture One Pro 23

Las ventajas de Capture One Pro para el fotógrafo clásico

Hace tiempo elegí Capture One Pro como mi programa de referencia para revelar mis fotografías. Fue una decisión muy sencilla por los motivos que vamos a ver continuación. De hecho, pienso que es el heredero perfecto de los tiempos químicos y el que mejor se adapta a los fotógrafos clásicos que seguimos pensando que la fotografía se hace con la cámara.

Capture One Pro se presentó en la desaparecida feria de fotografía Photokina de 2002. Era el software de las cámaras de formato medio Phase One. Los primeros modelos de estas cámaras necesitaban conectarse al ordenador para guardar los disparos. Además, tuvieron la importante idea de ser también compatibles con las cámaras de Canon (eran los líderes entonces).

La calidad de su motor de procesado llamó la atención enseguida. Desde entonces es capaz de sacar toda la información de los archivos RAW y permite ampliar el rango dinámico (más luces y más sombras) de nuestras fotografías.

Y todo el mundo habla de la calidad de la reproducción del color, hasta tal punto que se afirma en muchos lugares que es superior a Adobe Photoshop, cuando simplemente nos ahorra varios pasos a la hora de trabajar gracias a su herramienta Características base. No podemos confundirnos.

Pero lo que más destaco, lo que me hizo apostar por Capture One, lo que comunico a mis alumnos, es que el revelado con este programa es totalmente ‘analógico’, lo más parecido a trabajar en el cuarto oscuro con la ampliadora. El revelado se convierte en un proceso totalmente orgánico.

Y esto es algo que no tiene precio para los fotógrafos que pensamos que la fotografía se hace en el momento del disparo. Porque Capture One Pro exclusivamente es un programa de revelado fotográfico, no de diseño como Adobe Photoshop.

Las ventajas de Capture One

Hace tiempo que soy formador oficial de Capture One. En mis clases destaco las virtudes del programa para un estilo y forma de entender la fotografía.

Esto es muy importante para valorar sus cualidades. Si quieres algo que nos permita inventarnos otros mundos, Capture One Pro no es adecuado para ti. Pero si entiendes la fotografía desde un punto de vista clásico, este es tu programa.

Aquí no vas a poder cambiar la realidad que has captado, sino que vas a poder dirigir la mirada del espectador aclarando y oscureciendo zonas para que lo más valioso quede en la retina.

Revelado natural

La forma de trabajar es totalmente viva, como si estuvieras en un cuarto de revelado con la luz roja, la ampliadora, el negativo, los químicos y el papel sensible. Pero con las ventajas del mundo digital.

Para todos los que venimos de la fotografía química, o que hemos catado en la actualidad qué es eso de trabajar con carretes, sabemos que de un mal disparo poco podemos sacar si no empezamos a inventarnos las cosas más allá de la realidad.

Interfaz de Capture One Pro 23

Con Capture One Pro solo podemos hacer, con suma precisión, eso sí, lo que podíamos lograr en el cuarto oscuro. La filosofía es la misma. Y es lo que lo convierte en la elección perfecta para los fotógrafos clásicos.

La calidad del color

Seguro que si preguntamos qué es lo mejor de este programa, mucha gente contestará que la gestión del color. La gran mayoría de los encuestados alaban la reproducción de los colores nada más abrir sus fotografías.

Y es que el trabajo de Capture One en este apartado siempre ha sido llamativo. Simplemente, hacen parte del trabajo. Es decir, no trabajan con un espacio de trabajo ideal, como Adobe RGB (1998), sino que perfilan cada cámara para ver cómo ve un espacio de color.

Es algo que en Adobe estamos obligados a hacer nosotros mismos y pocas veces se hace. Así la interpretación del color parece mejor. De hecho, si lo hiciéramos, las diferencias serían mínimas entre ambos programas.

El color interpretado por Capture One Pro 23

La gran ventaja es que podemos darle el look que queramos a nuestros archivos RAW sin esfuerzo. Si tenemos una Nikon y queremos que parezca de Leica, solo hay que elegir un perfil del fabricante alemán. Tan fácil y sencillo.

Luego están las herramientas Editor de color y Balance del color, que ya han imitado en la competencia, que permiten un control muy sutil de los tonos de nuestras imágenes.

Las selecciones en Capture One

Me confieso enamorado de las máscaras de luminosidad. Dentro de Adobe Photoshop siempre las utilizo desde el panel de Tony Kuyper. Pero cuando entro en Capture One, no puedo dejar de usar la herramienta Refinar máscara.

Selección en Capture One Pro 23 con el Pincel mágico

Las herramientas de selección de este programa son, desde mi punto de vista, las más eficaces que podemos encontrar. Solo tenemos que pintar con la herramienta Dibujar máscara y Refinar máscara hará el resto, con un degradado muy sutil. Pocas veces empleo aquí Intervalo de luma, el equivalente a las máscaras de luminosidad.

Es verdad que todavía no tenemos herramientas de IA como en la competencia, pero la rapidez del Pincel mágico es perfecta para la mayoría de los fotógrafos.

Capture One, el mejor programa para los fotógrafos clásicos

Apenas son tres puntos los que marcan la diferencia, pero son importantes para decidirse por un programa u otro.

Capture One es perfecto para los fotógrafos clásicos que hacemos la fotografía con la cámara, sin necesidad de cambiar nada sustancial posteriormente.

Para aquellos que solo sacamos la cámara si la luz es exactamente como queremos, si el cielo nos gusta como lo vemos. Si dejamos ese cable cruzando el cielo porque lo queríamos exactamente ahí y nos damos cuenta de que el trabajo principal sucede en el momento justo del disparo y solo necesitamos ajustar lo que vimos, nunca cambiarlo.

En Capture One podemos trabajar exactamente igual que en los tiempos pasados, donde solo teníamos que dirigir la mirada del espectador, aclarando y oscureciendo zonas.

No hay lugar para grandes cambios visuales con Capture One, como sucede ahora mismo con las novedades de inteligencia artificial de Adobe. Es perfecto para mejorar la luz, destacar con ella a las personas u objetos y ya.

Lo que ves es lo que tienes y puede centrar todos los esfuerzos es lograr la mejor fotografía en el momento del disparo. Es como volver a los tiempos clásicos de la fotografía. ¿Es tu programa?