Ojo Guareña

Prohibido hacer fotos

Ya estoy de vuelta. Después de un mes de vacaciones vengo con la mente más abierta, la cabeza más despejada y unos kilos de más. Y algún que otro disgusto, como la imposibilidad de hacer fotografías en los monumentos públicos. Y es que aquí está prohibido hacer fotos.

Os pongo en situación. Durante el mes de agosto me he movido por el norte. Allí soy feliz. Bueno, en cualquier lugar donde esté con mi gente, se coma bien y tenga una cámara en las manos.

Todo ha ido como la seda. He tenido la posibilidad de probar a fondo dos nuevos equipos que he llevado encima y en alguna ocasión hasta he hecho alguna que otra buena fotografía.

En uno de los viajes hemos compartido casa y experiencia con buenos amigos, en una zona que conozco bastante bien, justo en la frontera entre Burgos, Palencia y Cantabria. Por allí están los orígenes de mi familia…

Prohibido hacer fotos

Uno de los sitios donde fuimos es la Cueva de Ojo Guareña, uno de los complejos karsticos más grandes de Europa y con una ermita a su entrada dedicada a San Bernabé. Puede decirse que es una de las joyas desconocidas de la provincia de Burgos que bien merece una visita.

Ojo Guareña

Hace veinte años que me llevaron mis padres. Entonces apenas había infraestructura turística y recuerdo como una aventura cuando la guía me dejó pasar a la cueva por un pequeña entrada con un suelo muy resbaladizo. Ahora hay centro de interpretación, podemos ver proyecciones dentro de la cueva y terminas la visita en la ermita, con curiosos frescos del siglo XVIII en la misma piedra. Todo si pagas una módica suma por 45 minutos de visita guiada.

Dejaré de lado la visita. Puedo entender que llegamos a última hora y que todo el mundo tiene derecho a estar cansado. Puedo entender que los datos aportados por la guía fueran mínimos, escasos, imprecisos e incluso irrelevantes, pero lo que ya no puedo entender es que desde la entrada avisaran con un gran cartel que estaba prohibido hacer fotos.

Es un espacio público, gestionado por un Convenio Regulador cuyos miembros son los Servicios Territoriales de Burgos de Medio Ambiente y Cultura, el Ayuntamiento de la Merindad de Sotoscueva, el presidente de la Entidad Local de Cueva y la Iglesia.

Gracias a ellos no se puede llevar una cámara al hombro en el interior de la cueva. Terminantemente prohibido. Con o sin flash. No. Hay que pedir los permisos pertinentes para poder disparar en el interior del monumento público, como sucede en tantos y tantos lugares de España.

La eterna pelea de los fotógrafos

Al finalizar la visita, cuando se retiraron los últimos turistas, le pedí a la guía que me dejara hacer una foto en el interior de la ermita, pero fue imposible. Me dijo que llamara por teléfono, sin especificar a quién, y que después de unos días me llegaría el permiso.

Que nunca se lo habían denegado a nadie en los 15 años que llevaba trabajando allí con gran entusiasmo.

Ojo-guareña

Con síndrome de cuñado, le dije que mi intención era hablar sobre la cueva en mi blog con más de 25000 visitas, pero ni por esas. Y me fui sin hacer una foto de las curiosas pinturas del XVIII y XIX que pienso que darían más ganas de ir a los posibles turistas.

Y es que es difícil llamar la atención hoy en día sobre algún lugar si no tienes buenas fotos para contar como es al público potencial. Si no apareces no existes, y esto es lo que le pasa a Ojo Guareña. Cuesta ver buenas fotos de su interior en la red. Muchas parecen disparadas sin ton ni son. Así nadie se espera lo que puede ver en su interior realmente.

Entiendo perfectamente que no dejen disparar con el flash, por no evitar a los demás, o que impidan pasar con un trípode, pero una humilde foto, que muchas veces ni saldrá, no hace daño a nadie.

Detrás de esta prohibición está el comercio, como ya comenté hace tiempo. En los sitios en los que prohíben hacer fotos te señalan las bellas postales de la tienda sin pudor. Y en muchos casos con un 600 en la misma… Si pueden colocar una postal al turista de turno, miel sobre hojuelas.

Porque lo de no poder hacer fotos sólo en las salas aledañas del Guernica en el Reina Sofía es por la comodidad del espectador, ¿no?, por poner un ejemplo evidente.

No es un tema sencillo, desde luego. Y puede que haya algún motivo evidente para la prohibición de hacer fotos en el interior de un espacio público pero no tiene sentido algo que no hace daño y que lo único que puede hacer es que tengas más visitas.

6 comentarios sobre “Prohibido hacer fotos”

  1. Al respecto del tema de no poder hacer fotos y el mercantilismo que hay detrás, yo acabo de salir de los Museos Vaticanos. Supongo que muchos ya lo sabrán, pero es «curioso» (por no decir descarado) que la única estancia donde está prohibido hacer fotos es en la Capilla Sistina. Dicen que por motivos religiosos al ser un lugar de oración, pero sin embargo no te dicen nada por hacer fotos en la basílica de San Pedro. Está claro lo que dices, si no se pueden hacer fotos y el que las hace lo tiene que hacer disimuladamente, al final tendrá que comprar la postal porque su foto no tendrá demasiada calidad

  2. Si te ayuda, puedo cederle alguna imagen de la ermita de San Bernabe. Con la única condición de que me la firmes.

  3. Buenas…
    Me encantaría disponer de sus fotografías, pero desgraciadamente el blog no me da dinero para poder pagarle. En un futuro seguro que puedo pedir colaboraciones retribuidas.
    Muchas gracias por el ofrecimiento.

  4. Buenas…
    Puedo llegar a entender, aunque me cuesta mucho, que no permitan hacer fotos en lugares tan masificados como la capilla Sixtina, el Guernica o las Meninas. Si ya es imposible disfrutar plenamente de dichos lugares por la masificación, podría ser insufrible si además todos hiciéramos las fotos.
    Pero seguro que es por lo que comentas. Si pensaran en la comodidad del espectador no dejarían pasar a tanta gente. Es puro negocio extra.

  5. Hace un par de años en el Louvre, un montón de gente ante la Gioconda. Todos queriendo hacer fotos..
    Y al final todos lo íbamos consiguiendo sin un mal modo.. Eso si, nadie con flash…
    Pero luego y «por si» te comprabas la postal…Y además nadie se iba disgustado…
    Ayer en Guadalajara, en el panteón de la Duquesa de la Vega del Pozo, donde solo hay un cuadro ( muy bello eso si) y todo lo demás son mármoles, piedras semipreciosas, y teselas de mosaicos en composiciones muy bizantinas, que merece la pena verse y llevarse un grato recuerdo … Esta prohibido hacer fotos que, como bien dices, anim arian a ir a otras personas…
    Como había un panel con postales decidí comprar alguna …Pero «solo las venden entre semana» ¿?

    Eso sí, te piden para entrar 3 euros en concepto de donativo..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.