Archivo de la categoría: Técnica

Cómo enfocar nuestras fotos: método Mellado

Dentro de la nueva serie Cómo enfocar hoy vamos a ver el método de José María Mellado, uno de los más interesantes y que mejores resultados obtiene para copias en papel mayores de 24×30 cm. Como muchos de los procesos que veremos por aquí, se pueden automatizar en una acción.

Seguir leyendo Cómo enfocar nuestras fotos: método Mellado

Curso de Adobe Photoshop CC (I)

Vuelvo a publicar el curso de Adobe Photoshop, adaptado a la última versión, la CC, para que el fotógrafo logre los mejores resultados con el programa estrella de Adobe. Aquí iré publicando las notas de este curso que doy en Madrid y allí donde se me requiera.

Seguir leyendo Curso de Adobe Photoshop CC (I)

Cómo revelar imágenes RAW derecheadas

Esta idea la propuse hace tiempo, y sirve para conseguir que las imágenes RAW derecheadas recuperen de manera fidedigna la luz que había en el momento del disparo, para que no sean más brillantes que la realidad.

Seguir leyendo Cómo revelar imágenes RAW derecheadas

Introducción a Adobe Lightroom 5 (y V)

Para terminar con el manual práctico de Adobe Lightroom 5 voy a describir los módulos Proyección, Imprimir y Web. El más interesante de todos estos es Imprimir, ya que permite preparar las fotografías para pasarlas a papel con todo lujo de detalles. Web es el menos desarrollado con diferencia, pero algo sacaremos de él.

Módulo Proyección

Una de las cosas que más le gusta a la gente es enseñar su fotos. Este módulo permite hacer una presentación en vídeo o en formato PDF. En muchos casos puede ser una tortura para los espectadores, pero si está bien hecho es una maravilla y puede ser una buena forma de promocionarse. Veamos cómo podemos hacer una proyección profesional:

Módulo Proyección

  1. En primer lugar hay que elegir en el módulo Biblioteca las fotos que queremos incluir en la presentación. Podemos marcarlas como Colección rápida o hacer una Colección inteligente para tenerlas agrupadas. En este módulo también podemos rellenar en el panel Metadatos el apartado Título para poner un pie de página en las fotos.
  2. Los paneles de la izquierda son los mismos de siempre, por lo que podemos prescindir de ellos. Utilizaremos la Tira de diapositivas de la parte inferior de la interfaz y todos los paneles de la derecha. Empezamos con Opciones, donde podemos Aplicar zoom para llenar el cuadro para que ocupen toda la pantalla las fotografías; o crear una sombra y un pequeño perfil, en Sombra de proyección y Borde de trazo.
  3. Composición permite encuadrar las fotografías en el lugar que queramos de la pantalla, pero siempre en conjunto. Esto provoca que la proyección pueda ser monótona, pero por ahora no se puede hacer otra cosa.
  4. Superposiciones deja poner una Placa de identidad y Marcas de agua, así como Estrellas de clasificación para señalar la categoría de cada imagen. También está Superposiciones de texto, que pone el título de cada una si queremos (por este motivo es importante no saltarse el punto 1) dando al botón ABC de la parte inferior y eligiendo Título o Pie de foto.
  5. Telón de fondo rellena el espacio que deja la fotografía. Podemos meter un degradado en Lavado de color; o una imagen fija en Imagen de fondo; o un Color de fondo. Hay que usar muy poco este panel si queremos que las fotos llamen la atención.
  6. Títulos añade textos al principio y al final de la proyección. En principio es para poner nuestro nombre o nuestro sello, pero podemos escribir cualquier cosa que se nos ocurra.
  7. Reproducción sirve para incrustar una Pista de sonido a la presentación. Sólo funciona con archivos mp3 de música y tenemos la opción de ajustar la duración de la proyección a la música, no podemos juntar varios archivos ni nada que se le parezca; en Duración de diapositiva marcamos el tiempo que dura cada fotografía en pantalla y la transición entre ellas; también podemos elegir un Orden aleatorio y Repetir la proyección en bucle. Lo más importante, marcar la opción Preparar previsualización con anterioridad para que el vídeo vaya fluido antes de exportar de forma definitiva. Ahora tenemos una nueva opción que permite dar equilibrar el audio si ponemos un vídeo, es decir subir el volumen de la música o bajarlo para escuchar bien el vídeo.
  8. Para terminar damos al botón Previsualizar y exportamos al formato que queramos. Podemos exportar en tres formatos: PDF, jpeg o vídeo. Para seleccionar jpeg tenemos que dar previamente a la tecla Alt, para que aparezca la opción.

Y por supuesto podemos guardar la configuración que hemos creado, y que hemos visto que ha funcionado, como una plantilla en el panel Navegador de plantillas, dando al icono + de la derecha. Imposible trabajar más rápido.

Módulo Imprimir

En el módulo Imprimir preparamos la imagen para llevarla a papel, ya sea en casa o en laboratorio. A la izquierda tenemos los paneles comunes; y a la derecha los propios de este módulo: Estilo de composición, Ajustes de imagen, Composición, Guías, Página y Trabajo de impresión:

Modulo Imprimir

  • Seleccionar la imagen o imágenes que queremos imprimir en el módulo Biblioteca o en la Tira de imágenes.
  • En Estilo de composición tenemos varias opciones:
  1. Una única imagen/hoja de contactos, para imprimir una sola fotografía o la clásica hoja de contactos.
  2. Conjunto de imágenes para trabajar con una sola fotografía en distintos formatos.
  3. Conjunto a medida que nos ayuda a maquetar, con sólo arrastrar los archivos.
  • En Ajustes de imagen podemos:
  1. Ampliar la foto para ocupar toda la hoja en Aplicar zoom para llenar.
  2. Girar una fotografía horizontal para encajarla en una hoja vertical en Rotar para encajar.
  3. Ponerle un borde de cualquier color a la fotografía con Borde de trazo.
  • En Composición, que cambia según lo que hayamos seleccionado en Estilo de composición, podemos ajustar los cuatro márgenes (los cánones clásicos hablan de poner una base el doble de ancha que los tres restantes lados), la cuadrícula o el espaciado de celdas y su tamaño. Una opción muy cómoda para trabajar es marcar la casilla Celdas cuadradas, si queremos hacer la hoja de contactos. Por supuesto, si no elegimos la opción Una única imagen/hoja de contacto esta casilla no aparecerá. En Tamaño de celdas podemos configurar la altura y la anchura de las celdas a nuestro gusto.
  • Guías sirve para ver, o no, distintas marcas para una correcta maquetación y posterior impresión de la copia fotográfica. Es muy útil para tener en todo momento a la vista el tamaño real de la hoja de papel.
  • Página tiene tantas posibilidades que si aprovecháramos todas, tendríamos serios problemas para ver la fotografía. Se puede cambiar el Color de fondo de página. Podemos poner una Placa de identidad personalizada de variados colores, opacidad y escala. Marca de agua es otra opción. Tenemos la posibilidad de añadir más datos en Opciones de página e Información de fotografía donde seleccionamos el texto que acompañará a la imagen.
  • En Trabajo de impresión vamos primero al botón Ajustar página… que hay a la izquierda de la pantalla, donde seleccionamos la impresora y el papel. En Imprimir en… decidimos si lo sacamos en Impresora o Archivo jpeg para enviarlo a una tienda. La resolución de archivo es algo muy importante para lograr la mayor calidad, si sabemos la de la impresora o la del laboratorio, perfecto, pero si desconocemos este dato tan importante, recomendamos 300 ppp. Lo mismo pasa con Gestión de color, aspecto fundamental para conseguir la mejor copia.
  • Para finalizar hacemos clic en el botón Imprimir a archivo… donde guardamos la fotografía en la carpeta que queramos de nuestro ordenador.

Módulo Web

Es el último módulo del programa. De nuevo es una versión reducida de programas más potentes de Adobe, como puede ser Revelar que es una reducción de Photoshop o Libro de InDesign. No recomiendo utilizar este módulo si queremos ser originales a la hora de crear una web personal.

Modulo web

Hay que saber un poco de programación web para poder sacarle partido. Por ejemplo, tenemos que decidir si trabajar en HTML, que es más sencillo y no muy atractivo visualmente; o en Flash que son más completas pero no se pueden ver en los dispositivos Apple. Menuda decisión para empezar…

Tenemos siete paneles:

  • En Estilo de composición decidimos si trabajar en HTML o Flash.
  • En Información del sitio damos todos los datos pertinentes para una buena página, como su Título o el de la colección que estamos creando, o el enlace a nuestro correo electrónico.
  • Paleta de colores permite jugar con el cromatismo de nuestra página, algo realmente importante si queremos destacar.
  • Apariencia personaliza la plantilla que hemos preseleccionado.
  • Información de imagen permite definir el Título y el Pie de ilustración de la fotografía.
  • En Ajustes de salida definimos la calidad de imagen y los Metadatos que queremos poner.
  • Y Ajustes de carga es la pesadilla de los novatos, pues nos obliga a buscar nuestro servidor FTP, es decir, cómo establecemos el intercambio de datos entre diferentes servidores/ordenadores. Si no tenéis un informático cerca, es algo complicado de solucionar y se sale de los conocimientos fotográficos. Contacta con tu proveedor de internet para solucionar esta pequeña gran lacra del módulo.

Cuando hayamos ajustado todos los paneles al gusto y solucionado el último, sólo tenemos que Exportar… para guardar la galería nueva en nuestro ordenador, donde no haría nada útil o Cargar… para introducir las nuevas modificaciones en nuestra web.

Hasta aquí este curso práctico y básico de Adobe Lightroom 5, un programa muy interesante para la mayoría de los fotógrafos, sobre todo si nos centramos en los módulos Biblioteca y Revelar. Cuando solucione las carencias de los demás, será un programa imbatible. Ya veremos qué camino toma Adobe Lightroom 6

Espacio RAW, un laboratorio profesional

Hace dos años fui con mis alumnos del Curso General de Fotografía a conocer un laboratorio que acababa de abrir en Madrid, Una apuesta de dos profesionales de la fotografía que se materializó en Espacio RAW, un lugar donde nuestras imágenes logran la mejor impresión posible.

La semana pasada volví a dicho laboratorio con unos cuantos alumnos nuevos para que vieran cómo funciona una laboratorio profesional y en qué se distingue de los demás.

Cuando imprimes en el laboratorio de la esquina, o en un centro comercial a un precio paupérrimo, consigues un buen resultado en la mayoría de los casos. Hasta que ves la misma fotografía realizada en un lugar como Espacio RAW. ¿Pero por qué?

Imprimir un archivo digital no es tarea fácil. Desde la gestión del color, esa pesadilla que hace sudar a todos los fotógrafos de bien o al menos los que conocen y sufren sus consecuencias, hasta controlar todos los pasos que hay quedar para lograr un resultado perfecto. Para solucionarlo, David López Espada nos estuvo contando todos los entresijos para conseguir una copia final excelente.

Primer paso

Lo más importante es no parar de hacer fotos. Es algo evidente, pero jamás haremos buenas copias si no hacemos buenas fotos. Ahora es más fácil y económico. No es cuestión de volverse loco y llenar tarjetas sin sentido. Pero sí que podemos practicar y probar encuadres nuevos sin miedo a perder el dinero del bolsillo.

Podemos trabajar con cualquier formato, desde luego. Pero el único que nos dará toda la calidad posible es el RAW. No obstante, también se pueden hacer maravillas con un buen jpeg, siempre y cuando esté bien expuesto de entrada.

Segundo paso

Llega el momento de revelar nuestro archivo. Aplicar todas las técnicas que conocemos para dar forma a nuestras fotografías. Es necesario, además de hacer un buen disparo (que se da por descontado), conseguir un buen resultado en este momento.

No se puede olvidar que el buen revelado es aquel que no se nota, al menos desde mi punto de vista. El lenguaje de la fotografía es tan potente que no merece la pena ensuciarlo con otras gramáticas prestadas de la pintura. No hay que caer en el pictorialismo. Aunque como siempre, sobre gustos no hay nada escrito.

Muchas veces con un buen revelado en un editor de imágenes se consiguen resultados perfectos. Pero a mucha gente le gusta crear capas y más capas hasta conseguir una fotografía impecable. Todo sirve si comunica algo al final.

Tercer paso

Como nos comentó David, cualquier formato es válido (es increíble ver cómo nos hizo una copia excelente, de 30 cm de lado, a partir de un archivo jpeg comprimido con un peso de 500 kb). Pero lo mejor, cuando vamos a un laboratorio de estas características, es entregar un TIFF de 16 bits en Adobe RGB (1998). Son parámetros que no te admitirán en ningún laboratorio, pero en Espacio RAW saben sacarle todo el jugo.

Hay muchas teorías sobre la gestión del color, como por ejemplo trabajar siempre en ProPhoto, el espacio más amplio, o no complicarse la vida y tirar en sRGB, pero el consejo que nos dio David fue centrarnos en Adobe RGB (1998), que contiene los colores suficientes para ver en un buen monitor y reproducir en una buena impresora de tintas pigmentadas como los que tienen ellos en su laboratorio.

Respecto al tema de la impresión, Espacio RAW es uno de los pocos laboratorios que han preparado una impresora para trabajar con tintas al carbón, un proceso que logra un rango dinámico y una gama de grises incomparable. Eso sí, como es lógico, sólo para copias en blanco y negro.

Cuarto paso

Llega el momento de elegir el papel, el fin ideal de una fotografía incluso en la era digital. Podemos elegir casi cualquier papel del mercado, desde los más sencillos hasta los últimos baritados de calidad museo.

Espacio-RAW-copias

Es difícil decidirse por uno u otro. Depende de lo que necesitemos o queramos trasmitir. Cuando sea importante la textura, iremos a por uno de algodón, pero si queremos poner la fotografía tras un metacrilato puede que no tenga sentido apostar por otro papel que no sea un RC sencillo.

Otra opción, y que certifica el creciente interés por los medios químicos tradicionales, es que han montado un laboratorio químico en el que podemos volver a sentir la magia del cuarto oscuro, el olor penetrante del revelador y conseguir una copia en auténtico papel de plata a partir de nuestros archivos digitales por contacto. La técnica es muy llamativa, y los resultados muy buenos.

Así que si queréis unas buenas copias en papel de vuestras fotografías podéis pasaros por este laboratorio de Madrid, al lado del parque del Retiro y redescubrir lo que se siente con una foto entre las manos.

 

 

 

Introducción a Adobe Lightroom 5 (IV)

Después del descanso navideño continuo con esta breve introducción al mundo de Adobe Lightroom 5. Es el momento de ver el módulo Mapa y en el módulo Libro. Ambos están limitados pero es interesante conocerlos.

Ambos aparecieron en la versión 4. Muchos vimos entonces el programa definitivo, pero sus limitaciones son tantas que no dejan de ser meros accesorios de un programa que debería apostar por la excelencia en todos sus módulos. Su presencia es tan poco significativa que si no existieran, pocos los echarían en falta. La idea es buena, pero tiene que madurar. Quizás en la versión 6…

Módulo Mapa

Aquí podemos geoposicionar ( o dicho en cristiano, posicionar las fotos en un mapa) nuestras fotografías con la ayuda de Google Maps. La mayoría de las cámaras que salen hoy al mercado, con tal de frenar el avance de los smartphones, tienen un dispositivo GPS que graba como metadato la posición donde se ha hecho la fotografía. En algunas ocasiones es útil saber las coordenadas de posición, para volver al mismo lugar con una luz mejor o para crear una ruta para compartir. O para ver, de un vistazo en el mapa, los lugares que hemos visitado. No deja de ser otro filtro de búsqueda que se podría haber integrado en el módulo Biblioteca sin causar tanto alboroto, pero como lo tenía iPhoto

Sólo hay cuatro paneles. Y encima dos son comunes a todos los módulos: Navegador y Colecciones, que ya he explicado en artículos anteriores de esta serie.

Posiciones guardadas

En el lado izquierdo encontramos este panel. Sirve para grabar las lugares más habituales que visita el fotógrafo para evitar buscarlos si se graban manualmente los datos de posición.

Si me muevo por la ciudad de Barcelona en un radio de 15 kilómetros puedo marcar esa posición para luego posicionar con más facilidad las fotografías, y por supuesto, buscarlas directamente. Si marcamos Privado avisamos al programa que dicha posición es privada y que la borre cuando hagamos una exportación.

Metadatos

Permite ver todos los datos referentes a la geolocalización, o ubicación geográfica. Es una referencia visual para ver si nuestros archivos tienen datos GPS o los tenemos que meter manualmente.

Mapa

Es donde podremos hacer más cosas. Si nuestra cámara tiene gps, veremos inmediatamente el dato en el panel Metadatos y su ubicación en el mapa. En el caso de no tenerlo podemos arrastrar la foto desde la Tira de diapositivas y colocarla en el lugar exacto. Y dos cosas más:

  • Podemos crear la ruta de nuestro viaje o excursión gracias al icono Registros de seguimiento de GPS. Gracias a programas como WikiLoc se pueden crear archivos en formato .gpx que ordenarán las fotos según todos los datos recogidos y trazará una ruta ilustrada con nuestras fotos sobre el mapa. Para los montañeros es una buena opción para compartir nuestras andanzas. Y sólo con dar al icono e ir a Cargar registro de seguimiento.
  • Si no queremos tanto lío  podemos usar nuestro smartphone para registrar los datos gps en las fotos y simplemente descargarlas conjuntamente con las de nuestra cámara y compartir datos. Es importante que tanto el teléfono, como la cámara y el ordenador, tengan la hora perfectamente sincronizada. En caso de desfase horario, podemos ir al menú Mapa>Registro de seguimiento>Definir desplazamiento de zona horaria.

Módulo Libro

Viene también de Lightroom 4, y muchos esperábamos olvidarnos de Adobe Indesign para los proyectos más sencillos. Pero no fue así, y en esta versión no ha cambiado. Es un módulo excelente pero tiene un lastre importante que parece que no va a poder soltar jamás (ojalá esté equivocado): sólo trabaja para Blurb, dedicada a la edición de libros. Si quieres un tamaño personalizado, como por ejemplo, uno de 10×15 cm, es imposible. Y es una pena, porque funciona muy bien. Todas las páginas dedicadas a este campo y las miles de imprentas que hay por el mundo, deberían tomar cartas en el asunto y denunciar este monopolio sin sentido.

ALgún día dedicaré un artículo, o varios, a este módulo pero hoy por hoy voy a limitarme a lo básico. Si queda algo pendiente, no dudéis en consultarme a través de los comentarios. Voy a hacer una explicación práctica:

  1. Seleccionamos las fotografías, no más de 50, en el módulo Biblioteca, y las agrupamos como una colección inteligente o una colección rápida.
  2. En el panel Metadatos del módulo Biblioteca, rellenamos una de las siguientes opciones: Título, Pie de ilustración o Nombre de archivo. Cualquiera de estas tres las podremos utilizar como pie de foto.
  3. En el módulo Libro, en la pestaña Ajuste del libro, elegimos el formato del libro: Blurb, PDF o jpeg. Y este es el gran problema del módulo. Ni siquiera PDF o jpeg permiten más opciones.
  4. En Composición automática colocamos todas las fotografías que tengamos seleccionadas en la Tira de diapositivas según la opción marcada en Ajuste preestablecido. Si hemos numerado las imágenes con un número secuencial, mantendrá el orden. Y evitaremos el trabajo de colocarlas una a una.
  5. También podemos crear nuestro propio ajuste en Editar ajuste preestablecido de la composición automática… que está dentro de Ajuste preestablecido del panel Composición automática. Así abrimos la ventana Editor de ajustes preestablecidos de diseño automático, donde hacemos nuestro propio diseño. Esta ventana debería ser el inexistente panel Navegador de plantillas, que permite desarrollar nuestra función de diseñador de dos páginas hasta límites casi insospechados. Tenemos todas las plantillas del programa, que están agrupadas por temas como Boda, Cartera o Creativo, entre otras. Podemos acceder también a estas plantillas seleccionando la página (que se marca en amarillo) y haciendo clic en el icono Cambiar diseño de página.
  6. En el panel Página podemos Añadir página o Añadir espacio en blanco, a continuación de la página en la que estemos. Y si pinchamos en el icono, podemos modificar la página con todas las opciones posibles.
  7. En el panel Guías vemos las marcas y el área de seguridad de las fotos y de los textos. Sirven para conocer de antemano la zona donde se corta el papel.
  8. En Celda delimitamos el espacio asignado para la fotografía dentro de su celda. Podemos mover los cuatro lados a la vez o independientemente.
  9. Texto nos permite poner un pie de foto para cada imagen. Podemos poner un texto A medida, que lo escribimos en el momento; o cualquiera de los metadatos que hemos rellenado en el punto 2. Podemos elegir dónde queremos el pie: Por encima de, Sobre o Debajo, y si lo queremos alinear con la imagen o no. La última opción de este panel es la posibilidad de colocar un pie de página en la zona superior o inferior de la misma.
  10. El panel Tipo permite jugar con la tipografía. Aparte de poder elegir la fuente (Times New Roman, Myriad Pro, Arial,…) y el estilo del texto (negrita, cursiva,…), si desplegamos la opción Carácter tenemos la oportunidad de modificar Tamaño, Opacidad, Tracking, Línea de base, Interlineado, Kerning, Columnas y Medianil… todo un derroche de medios que nos exige saber mucho de edición. No vale modificar el kerning, por ejemplo, sin saber lo que es.
  11. En la pestaña Fondo, podemos poner una fotografía en el fondo en una o todas las páginas de nuestro libro. También permite poner color al fondo.
  12. Todo el trabajo lo podemos guardar como una colección especial de la pestaña Colecciones, si hacemos clic en Crear libro guardado, para poder utilizar la plantilla en otras ocasiones.

Y hasta aquí esta parte de la introducción a Adobe Lightroom 5. En el próximo artículo terminaré esta primera aproximación al programa.

Introducción a Adobe Lightroom 5 (III)

El otro día no terminé de explicar todas las posibilidades del módulo Revelar de Adobe Lightroom 5. Su existencia, junto con el módulo Biblioteca, justifica la compra del programa por encima de cualquier otro. Voy a seguir analizando todos sus paneles.

modulo-RevelarII

Detalle

Aquí podemos ir a Enfoque que tiene los mismos parámetros que podemos encontrar en Adobe Photoshop (Cantidad, Radio, Detalle y Máscara); y a Reducción de ruido, tanto de Luminancia como de Color.

Respecto al enfoque se hacen muchas locuras en su nombre, ad eternum. No hay que enfocar si no se sabe el tamaño final del archivo o su destino. No sirve para enfocar objetos desenfocados o movidos. Su función es aumentar la acutancia, es decir, el grado de contraste entre los píxeles contiguos, para que las fotografías parezcan más nítidas. Así que sólo enfoco en Lightroom cuando tngo claro tamaño y destino. Para ser sincero, jamás enfoco en este programa. Pero si lo queréis hacer, aquí están los pasos a seguir:

  1. Pinchamos en Máscara (alt+clic) para ver la fotografía en blanco. Según vamos aumentando el valor se irán yendo a negro las zonas sin detalle. Aquí podemos decidir qué zonas enfocaremos, aunque el truco está en enfocar sólo los contornos.
  2. Personalmente recomiendo dejar Radio y Detalle con los valores por defecto y subir Cantidad hasta que estemos satisfechos, pero sin pasar nunca de 100.

Los que saben exponer correctamente no deberían tener problemas para reducir cualquiera de los dos tipos de ruido que podemos encontrar en un archivo digital, pero algunas veces las cámaras no rinden bien con ISOS altos, por lo que nos podemos ver obligados a eliminarlos o mejor dicho reducirlos. Hay que saber distinguir los tipos de ruido:

  1. Si vemos claramente puntos de color al 100%, es un problema de crominancia, por lo que aumentaremos el parámetro Color (que está por defecto en 25) y tendremos cuidado de no perder detalle. Los otros dos parámetros es conveniente dejarlos por defecto.
  2. Si vemos puntos en la imagen al 100% que no dejan ver los detalles, tenemos ruido de luminancia. Hay que subir la Luminancia y evitar tocar Detalle y Contraste. Si hay que subir hasta 100 en una fotografía el valor de Luminancia, lo mejor es hacer otra vez la fotografía pero exponiendo correctamente.

Correcciones de lente

En este panel corregimos las carencias de nuestros objetivos, por lo que es el sueño dorado de los fabricantes que hacen malos objetivos. Recomiendo utilizar Perfil y Color, además tenemos la opción Upright siempre que sea necesario.

  • En Perfil buscaremos, si no sale automáticamente, nuestro objetivo para proceder a corregir Distorsión y Viñetas. Es más fácil encontrar los de Nikon o Canon que cualquier otra marca. Sobre todo si el archivo es RAW. Para los jpeg hay muy pocas opciones.
  • Color elimina la aberración cromática, es decir, cuando los rayos luminosos no se enfocan en un mismo punto por culpa de un mal objetivo y se generan halos en los contornos de los objetos situados en las zonas más contrastadas de una imagen. Para solucionar este problema marcamos Quitar la aberración cromática. En casos extremos habrá que aumentar la fotografía al 100% o más y pinchar en el halo que resista con la herramienta Selector de color de halo. Es más frecuente de lo que se piensa. Y se ve mejor en los monitores de alta calidad.
  • Upright soluciona los errores de perspectiva de forma automática, siempre y cuando la fotografía esté en el manual de Adobe como ejemplo perfecto. En las constantes actualizaciones va mejorando su funcionamiento.

Efectos

Este panel sirve para dos cosas que no son muy útiles, y han perdido mucho de su sentido. En primer lugar permite oscurecer las esquinas para cerrar la imagen. Podemos hacer lo incluso después de recortar la imagen. Ha perdido su lugar desde que la herramienta Filtro radial apareció.

En segundo lugar permite dar a la fotografía la sensación de grano, como ocurría con las películas. Algunos fotógrafos empleaban esta función para quitarle la frialdad al archivo digital, pero creo que sólo es una licencia a la nostalgia, y que la mejor forma de recordar el pasado es disparar con las películas de antaño. Además en Photoshop se pueden recrear de una forma más fiel todas las películas clásicas.

Calibración de cámara

Esta última pestaña hay que abrirla con cuidado, pues puede cambiar los colores de una fotografía sin que nos demos cuenta.

  • Siempre tendremos activo el último motor de proceso para trabajar. En este caso es el motor 2012, que ha supuesto una revolución. Y hay que tener en cuenta que si trabajáis posteriormente con objetos inteligentes, vuestra versión de Photoshop tiene que ser compatible con el motor de revelado que utilicéis, es decir, hay que tener versiones contemporáneas.
  • Perfil permite, en el caso de que los archivos sean Canon, Nikon o Fuji, reproducir los mismos modos de color que tienen en sus menús cuando se trabaja con jpeg: el modo paisaje, retrato, vívido, etc… Sube los verdes, baja las sombras, satura… Es un buen punto de partida.

Exportar

Voy a describir cómo hacer una buena exportación de una fotografía ya revelada. La forma más cómoda de llegar a la ventana de exportación es pinchar sobre una imagen con el botón derecho del ratón e ir a la opción Exportar>Exportar… Cuando lleguemos a la ventana de exportación seguiremos los siguientes pasos:

  • En Exportar a elegimos siempre Disco duro.
  • Configuramos los nueve paneles con nuestras necesidades:
  1. Ubicación de exportación: donde le decimos al programa en qué lugar queremos guardar la copia. Incluso tenemos la opción de añadirla al catálogo. Siempre que conservemos el nombre aparecerá al lado del archivo original.
  2. Nombres de archivos: siempre he pensado que es un error cambiar el nombre de los archivos, pues si en un futuro quieres buscar el original será muy difícil encontrarlo.
  3. Vídeo: cuando en algún artículo hable de este mundo veréis que se puede hacer aquí.
  4. Ajustes de archivo: este es el lugar para decidir formato, espacio de color, compresión y profundidad de bits. Si voy a seguir trabajando con la imagen elijo el formato TIFF, sin compresión, con el espacio de color ProPhoto y a 16 bits. Si la voy a enviar por correo la dejo en jpeg, con una calidad 100 y el espacio de color sRGB.
  5. Cambiar tamaño de imagen: prefiero cambiar el tamaño en Photoshop per osi no me queda más remedio lo hago aquí. Marco la casilla Redimensionar para encajar y ajusto el tamaño. Por ejemplo, para enviar por correo electrónico, elijo borde largo a 1024 px.
  6. Enfoque de salida: permite aumentar la acutancia. Si hemos tocado algo en el panel Detalle no hay nada que hacer aquí. Y siempre será mejor hacerlo en Photoshop. A no ser que hagamos una copia más grande que un DinA4 no tiene sentido enfocar.
  7. Metadatos: como siempre, podemos decidir si los incluimos o no. Siempre puede ayudar a los demás ver cómo has hecho la fotografía.
  8. Marcas de agua: creo que tal como funciona internet, no tiene sentido manchar tu trabajo con una fea marca.
  9. Postprocesamiento: aquí podemos decidimos qué queremos hacer con la nueva copia, desde no hacer nada a abrirla en algún otro programa para enfocarla, por ejemplo.

Si damos por buenos los parámetros, podemos dar al botón Añadir y guardarlos como Ajustes preestablecidos del usuario. La próxima vez que queramos exportar una fotografía sólo tendremos que marcar el ajuste adecuado.

Con esto terminamos el módulo Revelar. Si hay alguna duda, lo que digo a mis alumnos, no tengáis miedo a preguntar.

Introducción a Adobe Lightroom 5 (II)

Sigo con la segunda parte de la introducción a Adobe Lightroom que empecé a publicar el otro día, un repaso de los artículos que ya publiqué hace tiempo en un blog de cuyo nombre no quiero acordarme y que estoy repasando y actualizando para FERFOTOblog.

Módulo Revelar

Como quiero seguir con el aire práctico de la primera entrega, hoy voy a explicar el módulo Revelar mientras revelo una fotografía de mi archivo personal, en concreto una imagen del día de muertos en Oaxaca. Este módulo es idéntico a Adobe Camera RAW, por lo que este artículo puede servir de introducción al manejo de ambos programas.

modulo-Revelar

Los paneles se distribuyen igual que en el módulo Biblioteca, pero aquí prefiero tener  el lado izquierdo -donde están: Navegador, Ajustes preestablecidos, Instantáneas, Historia y Colecciones- cerrado. Todo lo relativo a la organización prefiero hacerlo en el módulo Biblioteca. Este lado lo oculto con la tecla de función F7. Así tengo más espacio para la imagen dentro de la interfaz.

A la derecha están los paneles más interesantes y prácticos:

Histograma

Siempre lo tengo abierto y a la vista pues me permite ver de un vistazo los aciertos y errores técnicos del archivo, así como los datos de exposición: sensibilidad, la distancia focal, el diafragma y la velocidad de obturación. En los extremos del mismo tenemos los iconos para mostrar u ocultar la sobreexposición y subexposición. Como sabéis, nos proporciona mucha información a lo largo del procesado e incluso podemos ajustar todos los parámetros simplemente colocándonos encima con el ratón. Es una forma muy rápida de trabajar, y exclusiva de este programa.

Herramientas

Tenemos seis herramientas con las que trabajar y algunas han sido mejoradas respecto a la versión anterior:

  1. Recortar y enderezar: sirve para ajustar la composición y el encuadre. En este caso no voy a recortar nada. La casilla Restricción para deformar está relacionada con el panel Correcciones de lente y ajusta el corte cuando hacemos un ajuste extremo de la distorsión.
  2. Pincel: Corrige o clona zonas de la fotografía. Podemos ajustar tres parámetros: Tamaño para ajustarse a la zona en la que queremos actuar, Desvanecer para difuminar más o menos los bordes de la herramienta y Opacidad para transparentar más o menos su acción. Sólo recomiendo utilizarlo en los casos más sencillos, con fondos sencillos. Siempre utilizo Visualizar tintas planas  para detectar las manchas en el sensor y poder corregirlas sin dejarse la vista.
  3. Corrección de ojos rojos: seguro que todo el mundo sabe para qué sirve.
  4. Filtro graduado: una herramienta para hacer degradados y con muchísimas opciones, casi tantas como tenemos en el panel Básicos. No miento cuando digo que la he utilizado en tres fotografías.
  5. Filtro radial: esta herramienta es mucho más interesante pues permite seleccionar una zona cualquiera de la fotografía, dejarla tal cual y oscurecer, aclarar, contrastar… todo lo demás. O viceversa. Hay que evitar que se note en exceso.
  6.  Pincel de ajuste: es lo más parecido a una máscara de Photoshop. Es perfecta para trabajar con otos sencillas sin detalles. En esta foto jamás me serviría de esta herramienta.

Con este módulo hacemos el trabajo serio, el revelado de nuestros tiempos mozos. En los artículos de la serie FERFOTO revela tu foto podéis descubrir la rutina de trabajo.

  1. Podemos elegir trabajar con la fotografía en Color o en Blanco y negro. Pero siempre tenemos toda la información RGB para poder crear efectos o virar la fotografía.
  2. El equilibro de blancos tiene varios ajustes preestablecidos cuando trabajamos con un archivo RAW. Si la foto está en jpeg, sólo tenemos tres. Podemos usar la herramienta Selector de equilibrio de blancos y buscar una zona gris en la fotografía (siempre es más preciso que hacerlo sobre blanco, aunque más difícil de encontrar) con la ayuda de Mostrar lupa y su Escala al máximo (debajo de la imagen) para asegurar que todos los píxeles que está leyendo la herramienta tengan el mismo tono.
  3. A continuación tenemos la posibilidad de revelar la fotografía con:

* Exposición, que permite un ajuste general del histograma.
* Contraste, que separa o junta los blancos de los negros.
* Altas luces y Blancos que controlan el lado derecho del histograma.
* Sombras y Negros que se ocupan del lado izquierdo del histograma.
* Y por último tenemos los valores de Presencia: Claridad que aumenta la acutancia; Intensidad, que satura todos los colores salvo los tonos piel y Saturación que actúa por igual en todos los colores.

Curva de tonos

Las curvas deberíamos utilizarlas por defecto. Pero no es así. El histograma es sólo una pequeña parte de lo que pueden hacer las curvas. Para evitar líos hasta que nos familiaricemos con ellas recomiendo ajustar el modo de curva de puntos pinchando en la esquina inferior derecha del panel, lo que abre cuatro parámetros (Altas luces, Claros, Oscuros y Sombras) que aseguran un control más sencillo. O utilizar la herramienta Ajuste mediante arrastre, que permite modificar justo el punto que hemos pinchado con el ratón.

HSL/Color/Blanco y negro

Este panel permite controlar el Tono, la Saturación y la Luminosidad de los colores, además de pasar la imagen a blanco y negro ajustando ocho filtros distintos.

Sólo lo utilizo para cambios muy suaves. Si abusamos de estos ajustes aparecerán enseguida los halos y los efectos extraños en los bordes más complicados de la imagen.

Dividir tonos

Uno de los grandes desconocidos de Lightroom, y uno de los más usados por los creativos de los efectos vintage. Permite dar un tonalidad a las luces y otra distinta a las sombras, y encima podemos ajustar el equilibrio entre ambas.

El ejemplo más clásico de su uso es dar frialdad a las sombras y calidez a la luz. Pero donde más se utiliza es la fotografía de blanco y negro, donde las posibilidades son infinitas,o eso dice quién lo utiliza.

No dudéis en preguntar cualquier duda que tengáis después de leer este manual.

Introducción a Adobe Lightroom 5 (I)

Adobe Lightroom 5 es un programa para fotógrafos. Hace todo lo que necesita un fotógrafo, desde clasificar y organizar, hasta enviar las fotografías a las redes sociales. En esta serie de artículos veremos cómo funciona un programa que se ha convertido en indispensable para muchos de nosotros. Y muchos estamos esperando ya la nueva versión, que estará cercana.

La idea es ir explicándolo desde un punto de vista práctico, siguiendo el flujo de trabajo de una sesión normal de un fotógrafo cualquiera. Para no tener dudas, el fotógrafo seré yo mismo.

Descarga de las fotografías

Acabo de llegar de un viaje y como no quiero perder mis disparos lo primero que hago es descargar las fotografíasSaco la tarjeta de la cámara -para evitar entre otras cosas gastar la batería para otra cosa que no sea hacer fotos- y la meto en el lector de tarjetas del ordenador. Antes lo hacía siempre con la opción del sistema operativo pero ahora utilizo siempre Adobe Lightroom.

Abro el programa y pulso el botón Importar… que está en la esquina inferior izquierda del módulo Biblioteca. Así consigo acceder a la ventana de importación, lugar en el que le decimos a Lightroom dónde debe guardar los originales, y el momento en el que crea las previsualizaciones para el Catálogo con el que trabaja:

  1. En la zona izquierda está el panel Origen, donde vemos todos los discos duros de nuestro ordenador, incluida por supuesto la tarjeta de memoria. En cuanto la localizo y marco veo todas las fotografías en la parte central de la pantalla.
  2. En el centro están todas marcadas con el símbolo de validación. Como hay algunas fotos que no quiero descargar (están muy trepidadas, subexpuestas y alguna incluso muy quemada) las desmarco.
  3. Ahora tengo que elegir una de las cuatro opciones para descargarlas, como podemos ver en la parte superior de la zona central. Como estoy con una tarjeta, sólo tenemos dos de las cuatro opciones: Copiar como DNG y Copiar. Elijo siempre Copiar, que hace una copia de los archivos en el lugar que elijamos y crea las previsualizaciones para el Catálogo. Si los archivos los tuviera en el disco duro, interno o externo, siempre marcaría la opción Añadir.
  4. En el panel Administración de archivos de la zona derecha de la ventana de importación señalo Mínima en Crear previsualizaciones (así la importación es rápida y con ordenadores de última generación no tenemos que esperar mucho tiempo para ver las copias). Crear previsualizaciones inteligentes pocas veces lo marco pues aumenta el tamaño del catálogo. Sólo lo señalo si me voy a dar un curso y no quiero andar con los originales a cuestas (no podemos olvidar que Lightroom siempre necesita tener la referencia de los originales) . No importar supuestos duplicados lo dejo siempre marcado por defecto para evitar aumentar el tamaño del Catálogo. Nunca marco Realizar una segunda copia en… pues prefiero hacer manualmente cuando he terminado toda la clasificación.
  5. En Aplicaciones durante la importación no hago ningún Ajuste de revelado  y como vendo mi trabajo y muevo las fotografías por las redes sociales he creado una plantilla personalizada en Metadatos donde están todos mis datos. Como todas los archivos son de un mismo viaje introduzco una palabra clave en dicha casilla para empezar la clasificación.
  6. Cuando termino y reviso, doy a Importar.

Módulo Biblioteca

Ya tengo mis fotografías convertidas en previsualizaciones, el elemento principal del catálogo. Ya puedo trabajar con ellas en Lightroom. Lo primero es ir al módulo Biblioteca que es lo mejor que tiene este programa.

En el lado izquierdo están los paneles Navegador, Catálogo, Carpetas, Colecciones y Servicios de publicación.

  • En el Navegador veo una miniatura de la fotografía que tenemos seleccionada. Puedo decidir el tamaño en el que ver la imagen en la parte central. La opción por defecto, Encajar, es la más acertada.
  • En el panel Catálogo tengo tres opciones:
  1. Todas las fotografías, donde están todas las fotografías que he importado al catálogo y desde donde puedo hacer todas las búsquedas que se me ocurran para encontrar cualquier archivo.
  2. Colección rápida, una carpeta virtual donde puedo guardar las fotografías que necesito para trabajar en un momento determinado. Luego puedo deshacerla. Con la tecla B meto o saco los archivos de esta carpeta.
  3. Importación anterior enseña las últimas fotografías incorporadas al Catálogo.
  • En el panel Carpetas veo los archivos tal como los tengo clasificados en el ordenador, en sus respectivas carpetas. Lo utilizo mucho para ir clasificando -palabras clave, estrellas,…- las fotos carpeta por carpeta, poco a poco.
  • Colecciones es uno de los grandes inventos de Lightroom, aunque ya existen desde hace tiempo en Adobe Bridge. No podría vivir sin las colecciones inteligentes, que son  carpetas virtuales con fotografías que cumplen una serie de condiciones que decidimos nosotros, como tener una palabra clave determinada o un tipo de clasificación. Solo tenemos que dar al símbolo + del panel y marcar Crear colección inteligente. Pongo los requisitos que quiero que cumplan las fotos que han de ir a esta colección y listo. Por ejemplo, si hago una colección con el nombre de mis hijas pongo de requisito que las fotos que se almacenen ahí deben tener como palabras clave sus nombres. Y ya no tengo que buscar nunca más por las carpetas.
  • El panel Servicios de publicación permite sincronizar nuestro programa configurar nuestro programa con diferentes redes sociales.

En el bloque central están todas las fotos como si fuera una gran hoja de contacto. Siempre ajusto un tamaño medio con el deslizador Miniaturas; si quiero que la imagen original ocupe toda la parte central sólo tengo que dar doble clic sobre ella (E) o pulsar sobre el icono Vista de lupa. Yo suelo clasificar las fotografías con estrellas (1-5) para distinguir las buenas de las malas. Si quiero editar el reportaje cambio su orden pinchando sobre ellas y arrastrando al lugar elegido, pero esto es otra historia de la que hablaré más adelante.

A la derecha del módulo Biblioteca, para finalizar, encontramos los paneles Histograma, Revelado rápido, Palabras clave, Metadatos y Comentarios.

  1. En Lightroom puedo ver la fotografía siempre acompañada por el histograma, y así descubrir todas las posibilidades de revelado que tendrá esa imagen, sus problemas y sus virtudes técnicas.
  2. El panel Revelado rápido sólo tiene una virtud conocida, que es revelar los vídeos que hagamos. Por favor no lo utilicen para otra cosa salvo que tengan prisa.
  3. Palabras clave es un universo en sí mismo, pues permite clasificar las fotografías con una sencilla descripción. Podría complicarme mucho la vida, pero con una ubicación geográfica y una sencilla descripción es más que suficiente.
  4. En Lista de palabras clave está la lista de todas las que he utilizado. Y para no perderme elijo siempre los mismos parámetros (en minúscula, sin acentos y en singular).
  5. El panel Metadatos da todos los datos técnicos que tiene el archivo, desde la cámara con la que está hecha, hasta si he disparado el flash.
  6. Comentarios está relacionado con el panel Servicios de publicación. Si publicamos una foto en Facebook, aquí se pone el texto que quiero que la acompañe.

Si tenéis alguna duda, podéis escribir un comentario y tan pronto como me sea posible os responderé.

Curva para el color de Dan Margulis

Dan Margulis es un gran teórico de Adobe Photoshop.  En España es un desconocido pues no tiene ningún libro publicado en castellano. EN su idioma, el inglés la cosa cambia y podemos aprender una de sus técnicas más famosas para una mejor representación del color en nuestras fotografías. Se conoce como Man from Mars o curva marciana. Y aunque parece complicada, con unas sencillas explicaciones y recordando que podemos convertirla en acción veremos cómo mejora el color de nuestras imágenes.

Esta curva podemos aplicarla a cualquier archivo, pero es mejor hacerlo sobre un RAW, en el que el color siempre está más apagado.  Además, Dan Margulis trabaja siempre en  modo Lab, en vez del modo RGB. ¿Por qué? El modo Lab,  tiene un canal de Luminosidad y dos de color, lo que permite ajustar el contraste y la saturación por separado, algo que es difícil hacer en el modo RGB.  Tendremos entonces que trabajar en dicho modo y preparar la ventana Curvas para poder trabajar sin problemas con esta depurada técnica. Y que no se nos olvide partir de un archivo de 16 bits.

Pasos a seguir

Si queremos evitarnos todo el trabajo foto tras foto, todos estos pasos los podemos grabar en una acción para activarla cada vez que lo necesitemos:

1. Abrimos una imagen y la pasamos a Color Lab en Imagen>Modo>Color Lab. Así tendremos en el panel Canales un canal de Luminosidad y dos de color: a (verde-magenta) y b (amarillo-azul).

2. Hacemos una capa de ajuste de Curvas ( Capa>Nueva capa de ajuste>Curvas) con una máscara de capa en blanco (Capa>Máscara de capa>Descubrir todas).

3. Otra rareza de Dan Margulis es adaptar el panel Curvas a sus necesidades. En Preferencias de este panel marcamos Opciones de visualización de Curvas, y marcamos %Pigmento/tinta, para situar los sombras a la derecha y las luces a la izquierda, al revés de cómo estamos acostumbrados.

4. En la curva de Luminosidad (alt+3) buscamos una zona de la fotografía que marque un punto aproximadamente en la zona central de la curva, con la ayuda de la herramienta Haga clic y arrastre en la imagen para modificar la curva (menudo nombre complicado). Cuando veamos el punto en la zona media de la curva hacemos clic para grabarlo en la misma.

Curva Dan Margulis
Curva Dan Margulis

5. Arrastramos el punto 0,0 de la curva por el eje de la abcisa (X) hasta que casi coincida en la vertical con el punto que encontramos en el paso anterior. Puede que la imagen se pierda.

6. En la curva a (alt+4) tenemos que encontrar, de nuevo, una zona en la imagen que fije un punto en la parte central de esta curva y llevar el punto 0,0 por la abcisa (X) hasta que la parte superior de la curva casi paralela al eje X.

7. En la curva b (alt+5) tenemos que hacer exactamente lo mismo. Por ahora el resultado parecerá horrible.

8. Activamos la capa de ajuste de Curvas y bajamos su Opacidad hasta que el resultado sea agradable. Entre el 5-25% es un buen rango.

9. Si alguna zona no nos gusta como queda, podemos pintar en la máscara de capa con la herramienta Pincel (B) en negro, y con la Opacidad del mismo ajustada, hasta que todas las zonas queden a nuestro gusto.

10. Para terminar, vamos a Capas>Acoplar imagen. Posteriormente pasamos el archivo a su modo de color original en Imagen >Modo>Color RGB.

Ya me diréis si os gusta cómo quedan vuestras fotos con esta técnica de Dan Margulis.