sin-ocultar

Trucos sucios con Adobe Photoshop (I)

Empiezo una serie de artículos dedicada a los trucos sucios que podemos hacer con Adobe Photoshop para cambiar una fotografía. Para mi, los trucos sucios son aquellas cosas que hacemos con el programa para inventarnos lo que ha captado la cámara, como quitar cables, cambiar colores o personas o eliminar todo lo que nos moleste.

Siempre es mejor, desde mi punto de vista, limitarse a utilizar Adobe Photoshop como una ampliadora, donde lo único que haces es recortar, oscurecer o aclarar, controlar el brillo y el contraste. Si nos hemos equivocado a la hora de disparar, lo asumimos y listo. El próximo disparo será mejor.

Pero muchas veces nos pueden las ganas de mejorar una imagen que sabemos irrepetible y somos conscientes de que quitando eso ganamos calidad, o simple y llanamente es un encargo comercial y nos pagan por ello, donde nada de esto se puede discutir.

Pero tengamos en cuenta que esa fotografía no la podremos enviar a muchos concursos que prohíben expresamente esa alteración y que siempre nos quedará la sensación de haber mentido, eso sí, para superarnos artificialmente. Es una manera distinta de entender la fotografía.

A lo largo de varios artículos explicaré diversas técnicas, unas más sencillas que otras, para que al menos no se note que estamos tocando un archivo más allá de sus límites.

Eliminar objetos de manera precisa

Siempre hacemos fotos en las que algo se cuela en el sitio más inoportuno, desde un objeto a una persona. Y cuando acudimos a las consabidas herramientas descubrimos que no todo es tan fácil como parece en un principio. Veamos como se hacen:

Casos sencillos

Siempre hay que evitar trabajar sobre la capa original por diversas cuestiones, como ver siempre el original antes del retoque y por calidad final.

Caso sencillo
Caso sencillo
  1. Duplicamos la capa (ctrl+J) para quitar los elementos molestos con la ayuda de las herramientas Pincel corrector puntual o Parche.
  2. Si no queremos sobrecargar de trabajo al ordenador podemos hacer lo mismo pero creando una capa vacía en el icono correspondiente de la paleta Capas Crear una capa nueva o en el menú Capa>Nueva>Capa. Eso sí, siempre con la opción Muestrear todas las capas  de la barra de configuración de herramientas seleccionada. Si no marcamos esta opción, no podremos hacer nada.

Casos complejos

Muchas veces no basta con la técnica anterior. La que vamos a  ver a continuación es más difícil, pero funciona en la mayoría de los casos.

Casos complejos
Casos complejos
  1. Duplicamos la capa. Debería ser ya un costumbre que nunca debemos olvidar.
  2. Con Lazo magnético seleccionamos, por la precisión que permite, el elemento que queremos borrar.
  3. Con la ayuda de la herramienta Parche podemos intentar eliminar el objeto, sin embargo en la mayoría de los casos quedan muy mal los bordes, como si estuvieran difuminados.
  4. Para solucionarlo, sin eliminar la selección, con la herramienta Tampón de clonar, con el Modo de fusión Oscurecer o Aclarar (según la zona) al 30% aproximadamente, vamos ocultando las zonas blanquecinas u oscuras que hayan quedado clonando de una zona que consideremos válida.
  5. Deseleccionamos y vamos clonando, de manera aleatoria, con Pincel corrector puntual hasta igualar toda la zona. También podemos utilizar Tampón de clonar o Parche que dan problemas si trabajamos en zonas de alto contraste.

Casos muy complicados

En el caso de que no podamos conseguir buenos resultados con las técnicas anteriores podemos acudir a esta. Es para casos extremos, pero a lo mejor terminamos utilizándola siempre:

Casos muy complicados
Casos muy complicados
  1. Duplicamos capa (ctrl+J).
  2. Hacemos una selección amplia del objeto que queremos eliminar con la herramienta Lazo y la convertimos en capa marcando con el botón derecho del ratón Capa vía copiar y anulamos su visibilidad.
  3. Hacemos una nueva selección, con la capa duplicada marcada, y lo más perfecta posible, del objeto que queremos eliminar.
  4. Mejoramos dicha selección con el comando Perfeccionar borde, ajustando todos sus parámetros para lograr nuestro objetivo. y elegimos, en Salida, la opción Enviar a Selección.
  5. Desplazamos la selección a otro lugar de la foto que pueda servir para sustituirlo.
  6. Creamos una nueva capa de esa selección en Capa>Nueva>Capa vía copiar.
  7. Movemos la nueva capa para tapar el objeto que nos molesta. Para camuflar la diferencia de color creamos una capa de ajuste de Curvas asociada sólo a la capa en Capa>Crear máscara de recorte. Y hacemos los ajustes pertinentes.
  8. También podemos crear una nueva capa para corregir posibles defectos con Pincel corrector o con Tampón de clonar al 30 %.
  9. Como último paso, activamos de nuevo la capa que hicimos en el paso 2 y con la ayuda de una máscara de capa y la herramienta Pincel ajustamos para conseguir un efecto 100% natural.

Eliminar motivos mediante Escala de contenidos

Esta técnica, es la base de la increíble herramienta presentada en la versión CS5. Para los que no tengan las nuevas versiones o quieran saber cómo se hace, vamos a enumerar los pasos:

Escala según contenido
Escala según contenido
  1. Pintamos el sujeto que queremos quitar con el pincel (B) y en Máscara rápida (Q).
  2. Marcamos el canal RGB de la Paleta de canales y seleccionamos toda la imagen en Selección> Todo (ctrl-A).
  3. A continuación vamos a Edición> Escala según contenido y marcamos la opción Proteger> Máscara rápida. Ahora tenemos que desplazar la foto hasta que desaparezca el sujeto perturbador.
  4. Ahora Imagen> Recortar. Salimos de la Máscara rápida (Q) y eliminamos la selección (ctrl+D).
  5. Los pequeños restos que queden los difuminamos con Tampón de clonar (S) o con Parche (J).

Más adelante seguiré con estos trucos sucios con los que muchos se llevaran las manos a la cabeza, pero por ver que hay gente, como yo, que se niegan a utilizarlos. Hay muchos fotógrafos que nos gusta usar Photoshop como una ampliadora del cuarto oscuro. Pero es bueno saber que existen.