Las herramientas según contenido de Photoshop

Las herramientas según contenido de Photoshop es una de esas maravillas escondidas del popular programa que hará las delicias de los amantes de los trucos sucios y sobre todo a los profesionales que quieren entregar el mejor resultado a sus clientes.

Como bien sabéis, prefiero no tocar en exceso mis fotos y hacer con Adobe Photoshop exactamente lo mismo que podía hacer en el laboratorio. Cualquier cosa que no se pueda hacer con químicos la considero un truco sucio.

Es verdad que los tiempos cambian, pero para mis trabajos personales me niego a utilizar trucos que desvirtúen lo que he fotografiado con mi cámara. Sin embargo, hay que reconocer que para trabajos profesionales son una opción maravillosa.

Es una opción que tomo. No es ni mejor ni peor que otras. Simplemente tengo un planteamiento clásico de la fotografía. Una opinión personal. Y después de este monólogo vamos a ver las herramientas del título.

Las herramientas según contenido de Photoshop

Para hablar con propiedad tengo que decir que más que herramientas según el contenido me refiero a una de las opciones que tienen algunas herramientas del programa. Para que quede claro vamos a ir viendo una a una. Seguro que para muchos será una sorpresa descubrir lo que pueden llegar a hacer.

Como siempre ocurre con estas cosas de Photoshop, estos trucos sucios, no funcionan bien en todos los casos, pero en la mayoría de las ocasiones nos van a permitir solucionar muchos problemas. Empezamos.

Parche según el contenido

Hasta Photoshop CS6 esta herramienta presentaba muchos problemas de difusión cuando querías quitar algo situado en los extremos. Con la posibilidad de trabajar según el contenido las cosas han cambiado.

Según el contenido de Photoshop

  1. Como es costumbre abrimos la fotografía que queremos corregir. En este caso me gustaría poder quitar el árbol de la izquierda.
  2. Selecciono la herramienta Parche y en la barra de configuración elegimos Parche>Según el contenido.
  3. Ahora hacemos una selección del objeto poco precisa y arrastramos a una zona limpia. En este caso el cielo. Y el resultado habla por sí solo.

Según el contenido de Photoshop

Pincel corrector puntual según el contenido

Esta popular herramienta cuenta desde algunas versiones con la opción según contenido en su barra de configuración. Dicha barra es tremendamente útil para conseguir que las herramientas funcionen exactamente como queremos.

Según el contenido de Photoshop

  1. Abrimos una fotografía en la que queramos quitar rápidamente algo que nos moleste. En la fotografía de ejemplo quiero quitar la señal de tráfico.
  2. Selecciono la herramienta Pincel corrector puntual y en su barra de configuración marco Tipo>Según el contenido.
  3. Con pasar dicho pincel por la señal conseguiremos hacerla desaparecer sin esfuerzo. Desde luego funciona mucho mejor cuando el fondo es sencillo como en este caso.

Según el contenido de Photoshop

Rellenar según el contenido

Un sueño hecho realidad para muchos que quieren quitar objetos o personas molestas de una forma rápida y sencilla. Personalmente creo que lo mejor es hacer la foto en otro momento, pero si no ha sido posible este truco sucio es estupendo.

Según el contenido de Photoshop

  1. Abrimos la fotografía con el elemento molesto. En este caso el bañista, que nunca lo quitaría salvo para este artículo.
  2. Hago una selección con la herramienta Lazo. Tiene que ser un poco más grande que el objeto que queremos quitar.
  3. Vamos a Edición>Rellenar y en la ventana que se abre marcamos Contenido>Según contenido y en Opciones marcamos Adaptación de color.
  4. Y ya está. En algunas ocasiones te quedas sin palabras.

Escala según contenido

Os pongo en situación. Tenemos un marco cuadrado y queremos meter una fotografía que es rectangular. Y por designios del destino no queremos recortar. Aquí está nuestra salvación.

Según el contenido de Photoshop

Con la opción Edición>Escala de contenido podemos estirar una fotografía sin miedo a deformar los objetos que contiene. Lo único que cambia es la proporción de la imagen.

  1. Abrimos la fotografía en cuestión (no podemos trabajar con objetos inteligentes). Cuánta más resolución tenga el archivo mejor.
  2. Vamos a Imagen>Tamaño de lienzo y en el caso del ejemplo nos aseguramos de igualar el ancho con el alto para una foto cuadrada. Es importante que el punto de ancla esté en el punto central inferior (en la fotografía de ejemplo).
  3. Con la herramienta Marco rectangular seleccionamos la mancha de la fotografía y vamos a Edición>Escala de contenido. Y solo tenemos que estirar de uno de los extremos para conseguirlo.

Según el contenido de Photoshop

Si necesitamos que algo no se deforme podemos hacer una máscara (mediante nuestro método favorito) y cargarla dentro de la barra de configuración de herramienta. Me refiero a Proteger.

Conclusión

Esta función nos evita muchos quebraderos de cabeza, pero no es infalible. Ahorra mucho tiempo pero no es apta para novatos, por muy sencillas que puedan parecer.

Mi consejo es que para que los resultados sean totalmente convincentes hay que crear siempre un duplicado de capa y trabajar un poco con la herramienta Tampón de clonar para esconder los pequeños desperfectos que se puedan originar. Ya me diréis.

Deja un comentario