Hacer flotar objetos

Hacer flotar los objetos en una fotografía

En este artículo voy a explicar cómo hacer flotar los objetos en una fotografía sin grandes complicaciones. Con la ayuda de un trípode y un programa como Adobe Photoshop podremos congelar en el aire cualquier objeto que imaginemos con un poco de esfuerzo y algo de ingenio.

Hacer flotar los objetos en una fotografía parece magia y encandila a la gente pero no es más que un mero truco sucio, que bien realizado puede convertirnos en unos magos de la postproducción. Más bien es un efecto especial cuyo resultado sorprenderá a más de uno y más de dos. Veamos cómo podemos hacerlo.

Hacer flotar objetos
Aparición

Material necesario para hacer flotar los objetos

No hace falta un gran desembolso. Ni siquiera es necesario que compremos nada siempre y cuando tengamos el material necesario para fotografiar y una cocina en la que revolver. O mejor aún, un cuarto de herramientas en el que podamos descubrir mil y un utensilios a los que daremos funciones distintas a las que fueron concebidas.

Por supuesto un modelo para fotografiar. Esto puede variar según nuestra imaginación y ganas de complicarnos la vida. Puede ser desde una sencilla fruta hasta una persona dispuesta a jugar con nosotros. Pero como he dicho, tenemos todas las opciones del mundo a nuestra disposición.

Y como material fotográfico necesitamos:

  • Una cámara con su correspondiente objetivo.
  • La iluminación que queramos utilizar, aunque podemos vivir sólo con la luz natural.
  • Un buen trípode para hacer el doble registro para editar luego la imagen con garantías. Por supuesto que podemos hacer uso de otros soportes, como mesas, sillas o columnas. Pero la seguridad de un trípode no nos la da nadie.
  • San Adobe Photoshop que igual que nos da la gloria nos la puede quitar si dejamos ver sus manos en nuestras imágenes.

Técnicas posibles

Para conseguir este efecto tenemos varias a nuestro alcance varias técnicas. Algunas son más directas, otras requieren dos disparos y hay una en la que dependemos totalmente de Adobe Photoshop. Explicaré todas, aunque ya indicaré por cuál me inclino, por verla más sencilla y con mayores posibilidades para conseguir éxitos sin igual.

Método 1: Disparo directo

Cuando vemos fotografías en las que la gente vuela, realmente están volando. Es decir, han pegado un gran salto y la rápida velocidad de obturación de la cámara junto con un certero disparo de flash ultrarrápido  ha congelado en el aire al sujeto.

Lo difícil en este caso es conseguir una buena posición, una correcta composición, y en el caso de que hagamos fotos a una persona, una expresión convincente. Yo, cuando salto, pongo caras raras por el esfuerzo, por lo que jamás sería un buen modelo para esta técnica.

En el caso de que hagamos fotos a algún objeto, no tiene sentido lanzarlo por los aires, pues la caída puede tener graves consecuencias, y no es buena idea poner sólo un cojín en el suelo.

Método 2: El arte de la clonación

Esta técnica supone confiar ciegamente en nuestra destreza con Adobe Photoshop y su herramienta Tampón de clonar, entre otras muchas.

Consiste en sujetar el objeto con algún soporte, desde varillas a manos, y luego, con mucha paciencia y tiempo, ir clonando hasta conseguir que lo que estaba en la foto y nos molestaba, ha desaparecido. Hay casos más sencillos que otros, por supuesto. Pero trabajar así sólo depende de nuestra destreza digital.

Método 3: El doble disparo

Esta es la técnica que más me gusta, y la que suelo realizar si algún día me veo obligado a hacer una imagen de este tipo, como es ahora el caso para explicarlo.

Hacer flotar objetos
La cuerda lo delata
  1. Hacemos una fotografía con el objeto en cuestión, con los soportes que hayamos elegido. Es importante tener la cámara fija en un trípode para que el registro sea perfecto. Enfocamos, medimos la luz y listo. No hay que olvidar poner todos los ajustes en manual.
  2. Ahora retiramos el objeto con su soporte, y hacemos otra fotografía exactamente con los mismos parámetros: misma exposición, encuadre y enfoque.
  3. Descargamos las fotografías y las revelamos a la par en Adobe Camera RAW. Cuando terminemos le damos a Hecho.
  4. En Adobe Bridge, con las dos fotos seleccionadas, vamos a Herramientas>Photoshop>Cargar archivos en capas de Photoshop.
  5. Ya en Photoshop, marcamos en la paleta Capas la fotografía que no tenga el objeto y le ponemos una máscara de capa en Capa>Máscara de capa>Ocultar todo, es decir, en negro.
  6. Con la herramienta Pincel en blanco vamos dejando ver las partes en las que no se ve el soporte, para conseguir ese aspecto de levitación que estamos buscando.
  7. Cuando lo consigamos, vamos al menú Capa>Acoplar imagen y ya tenemos nuestra fotografía de un objeto flotando.
Hacer fllotar objetos
Fondo neutro

Como veis hay muchas formas de hacerlo, y cada uno decide cuál utilizar. Lo importante, como todo en la vida, es tener ideas y saber llevarlas a cabo. Una cosa depende de vosotros. La otra os la enseñamos.

Deja un comentario

Un blog donde conocer todos los entresijos de la fotografía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: