Si vuestra cámara no enfoca bien… (II)

La semana pasada empecé esta serie de artículos para saber por qué vuestra cámara no enfoca bien. Hoy retomo el tema para averiguar cómo podemos mejorar la relación de nuestra cámara con nuestros objetivos y conseguir la máxima nitidez posible.

La falta de nitidez era una pesadilla recurrente de muchos aficionados y profesionales que veían cómo sus fotografías no tenían el foco esperado.

Algunos se gastaban auténticas fortunas en objetivos punteros con cámaras maravillosas y pocas veces conseguían un buen enfoque. Tocaba entonces la peregrinación a los servicios oficiales de las marcas donde te tenías que despedir de tu cámara y objetivos por un tiempo indefinido, sin tener la seguridad de volver a verlos en la plenitud de su vida.

Cámara no enfoca bien

Falta de foco

Personalmente tuve una vez una aventura en la que perdí de vista mi equipo durante dos semanas y me lo devolvieron exactamente igual. Lo único que cambió fue mi cartera, que estaba mucho más delgada.

Si tu cámara no enfoca bien puedes solucionarlo

Ahora, por fin, las marcas se dan cuenta de sus fallos, del dinero que supondría ajustar todos los objetivos con las cámaras, por no hacer su trabajo convenientemente, y deciden ofrecer al usuario la posibilidad de arreglar las cosas él mismo.

Por un lado es una ventaja, pero por otro se nos queda la cara un poco extraña cuando vemos que tenemos que solucionar un problema de enfoque que realmente no debería existir. Es como si compráramos un coche y tuviéramos que saber de mecánica para ajustar las válvulas pues no están bien apretadas de fábrica. ¿Ridículo, verdad? Pues esto es lo mismo.

Cámara no enfoca bien

Buen foco

Todas las grandes cámaras, o sea las caras, tienen esta posibilidad (en Canon a partir de la antigua EOS 50D) para que el usuario personalice su cámara al gusto. Es así como lo venden. Y los usuarios tenemos que tragar. Podemos admitir desfases de un punto o dos, pero en algunos casos las correcciones pueden llegar hasta los 8 o 10 puntos, lo que es una barbaridad.

En este artículo voy a hablar de mi libro… digo de la experiencia con mi cámara y mis objetivos, pues son los que tengo y los que mejor conozco. El ejemplo que voy a utilizar es mi Canon EOS 5D MarkII y el Canon EF 50mm f1,4. Por lo que he estado investigando, el proceso es parecido en otras marcas, sobre todo en los modelos más recientes.

Cámara no enfoca

El modelo en cuestión

En modelos más antiguos de Nikon o de Sony, que no tienen esta función en sus menús, puede corregirse el problema con un llave allen de 1,3 mm, y girando dos pequeños tornillos que hay detrás del espejo. Nunca lo he hecho y me parece una operación arriesgada.

Además sólo soluciona el problema -mediante el clásico ensayo y error- con un objetivo, no con todo el arsenal que tengamos. Y además está el problema con los objetivos zoom, en los que podemos solucionar el enfoque en la posición angular pero agravarlo en la posición tele, por lo que tendremos que buscar una solución media, precisamente lo que no queremos.

Antes de empezar a manipular la función de microajuste del autofocus

Como es un tema complicado, lo mejor será confirmar que nuestro objetivo no enfoca bien y que no es un problema de la cámara, por algún tipo de desajuste provocado por una caída involuntaria o no. No tiene sentido montar todo lo que vamos a hacer y descubrir que el problema está en otro sitio:

  • Los microajustes del autofocus sólo sirven para el conjunto de cámara-objetivo. El ajuste es en la cámara para dicho objetivo, que según podemos confirmar, reconoce por el número de serie que lee gracias a los contactos de la montura. Cuando acoplemos el objetivo en otra cámara, tendremos que volver a hacer los ajustes.
  • Es interesante trabajar siempre con el segundo diafragma más abierto, para evitar los problemas ópticos del diafragma más abierto de nuestro objetivo.
  • Como he dicho anteriormente, esto es más fácil solucionarlo con un objetivo fijo que con un zoom. En este último caso solo podemos hacer una media, por lo que sería más interesante llevarlo al servicio técnico, aún sabiendo lo que puede pasar. En los últimos modelos de cámaras te dan la opción de corregir ambos extremos.
  • La cámara siempre en un trípode y activar el bloqueo de espejo activo, para asegurarnos que no interviene la trepidación en ningún caso. Según la prueba que hagamos, tenemos que multiplicar por 20, 30 o 50 la focal del objetivo. En mi caso, con un 50 mm, me sale 2500, luego tengo que colocar un objeto cualquiera, con una trama fácil de enfocar, a esa distancia. Libros, pilas, tarjetas de calibración… son candidatos perfectos. O paralelos a la cámara o a 45º.
  • Es muy cómodo trabajar con la cámara conectada a una tablet o al ordenador para ver perfectamente el enfoque. La pantalla de la cámara es insuficiente para conseguir la precisión que estamos buscando. La fotografía debería tener una nitidez absoluta en el punto que hayamos enfocado. Recomiendo trabajar sólo con el punto central del sistema de enfoque.

Id preparando todo el material que en una próxima entrega de esta serie desvelaremos por fin cómo conseguir una nitidez perfecta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.