Restaurar una foto antigua

Restaurar una fotografía antigua

Uno de los mayores retos del mundo de Photoshop es aprender a restaurar una fotografía antigua. Muchos encontramos en los armarios y en los álbumes las viejas fotografías de nuestras familias en mal estado en muchas ocasiones. Vamos a ver cómo devolverles el aspecto original.

Antes de empezar tengo que decir que hacer una buena restauración es todo menos fácil. Sobre todo requiere mucho tiempo y paciencia. Las herramientas siempre las utilizaremos con un diámetro pequeño y en la mayoría de los casos con opacidades bajas, lo que supone estar más horas de las esperadas delante del ordenador. Eso sí, luego los resultados merecen la pena.

Pasos previos para restaurar una fotografía antigua

Lo primero es evidente. Hay que tener una fotografía antigua que necesite ser restaurada. Sería ideal tener el negativo, pero en la mayoría de los casos es una quimera.

Para digitalizarla tenemos dos posibilidades:

  • Si tenemos un buen escáner, y no me refiero al que nos regalaron por comprar hace 20 años la enciclopedia, tenemos la mayor parte del trabajo hecho. Si sólo tenemos los famosos centros multifunción el escaneado será de peor calidad. Esto se traduce en que el trabajo será menos fino.
  • Personalmente prefiero fotografiar con un buen objetivo macro y una buena iluminación con mi cámara, sobre todo si no tengo acceso a un buen escaner. La ventaja es que tengo una archivo en formato RAW con todas las ventajas que supone.

Cuando hablo de un buen escáner me refiero a un Epson V700, por exagerar un poco. ¿Por qué? Por el tema de la densidad óptica, que permite sacar una mayor gama de grises. A más precio, en la mayoría de los casos, mayor densidad óptica, siempre que hablemos de opacos. Pero no os preocupeis, cualquiera de la gama Perfection de Epson o los CanoScan de Canon pueden servir.

A la hora de escanear recomiendo utilizar la mayor resolución real del escáner y evitar, en la medida de lo posible, cualquier ajuste de exposición por parte del software del aparato. Mejor un original blandito, como se decía antes, que una fotografía terminada.

En mi caso he escaneado mi fotografía con un escaner Hp multifunción a 4800 ppp. Así tengo un archivo que podría ampliar a 100×120 cm a partir de un original de apenas 6×4 cm. Si teneis dudas sobre cómo escanear bien, podría escribir un artículo sobre el tema. No es la mejor opción pero es lo que tenía más a mano.

Empieza la restauración

Siempre hay que trabajar con los máximos parámetros de calidad. Así que abrimos la fotografía en Adobe Camera RAW y realizamos los ajustes pertinentes para empezar a trabajar en Adobe Photoshop. Como siempre, recomiendo seguir los diez pasos de un buen revelado y pasarla a Photoshop a 16 bits. No hace falta trabajar en este caso con objetos inteligentes.

Y aunque es mejor tener una visión general de la fotografía, para ver cómo va quedando, es importante hacer toda modificación con la imagen al 100%. Sólo así nos daremos cuenta de las necesidades que tiene.

Restaurar una foto antigua
Antes de restaurar

Hay muchas técnicas para quitar las manchas de color por el paso del tiempo, recuperar información de color por una mala digitalización o un mal mantenimiento, para eliminar la trama de los antiguos papeles texturizados, etc… En este caso no me voy a detener en dichos ejemplos y voy a centrarme en los problemas de la foto con la que ilustro el artículo. En el futuro os explicaré dichos trucos.

Restaurar una foto antigua
Máscara de capa
  1. En primer lugar duplicamos la capa original en Imagen>Duplicar. La idea es tener siempre la referencia del original para ver la evolución de los cambios.
  2. Para eliminar las pequeñas motas de polvo e imperfecciones vamos a Filtro>Ruido>Polvo y rascaduras. En la ventana que se abrirá tenemos dos parámetros, Radio y Umbral. Primero ajustamos Umbral hasta conseguir que sólo desaparezcan las pequeñas manchas. Una vez hecho acudimos a Radio que sirve para delimitar el tamaño de las manchas. La idea es encontrar un equilibrio entre la desaparición de las imperfecciones más finas y mantener la textura original. En la fotografía de ejemplo he puesto unos valores de 47-8.
  3. Ahora la fotografía parece un dibujo mal hecho. Por eso hay que crear una máscara de capa en negro (Capa>Máscara de capa>Ocultar todo). Y con la ayuda de la herramienta Pincel (B) en blanco, con el 100% de Opacidad y el 0% de Dureza vamos pintando con suma paciencia para dejar ver la corrección en aquellas zonas que lo necesiten. Sólo funciona para los desperfectos más pequeños.
  4. Cuando tengamos todo el trabajo realizado, que nos llevará unas dos o tres horas, vamos a solucionar los problemas más grandes, que no se pueden solucionar con el filtro. No hay una herramienta mejor que otra para solucionar estos problemas. Usaremos Pincel corrector puntual, Parche y Tampón de clonar.
  5. Creamos una nueva capa que contenga todo el trabajo anterior con Ctrl+Alt+Mayús+E.
  6. De nuevo ampliamos al 100% y vamos zona por zona corrigiendo con una herramienta u otra hasta conseguir la naturalidad buscada. Como siempre se trata de evitar que alguien se de cuenta del cambio. Muchas veces funciona muy bien una doble combinación.
  7. De nuevo, tras dos horas de trabajo con las herramientas de modificación tendremos la fotografía lista para enseñar o imprimir de nuevo. No es tanto un trabajo difícil como laborioso y que depende mucho del estado del original.
Restaurar una foto antigua
Después de restaurar

No hay mucho más que decir sobre la técnica esencial para restaurar una fotografía antigua. Sólo volver a recordar dos cosas esenciales:

  • Lograr como sea la mejor calidad posible de digitalización. Mi escaner multifunción no da la talla, por poner un ejemplo y me ha dificultado mucho la restauración.
  • Mentalizarse que estamos ante un trabajo que bien realizado supone horas y horas. Así que nunca le digais a vuestros padres que vais a tener listas las fotos de los bisabuelos en una tarde porque será una mentira. A mi sólo me ha dado tiempo a hacer la cara de esta niña que tanto quiero.

4 pensamientos sobre “Restaurar una fotografía antigua”

  1. ¡Hola! He restaurado varias fotos antiguas, pero nunca lo hago con un zoom del 100%, sino con 200% o 300%, tratando que quede perfecto (o lo mejor posible) con esa ampliación, entonces si con el doble o triple de zoom se ve bien, cuando lo llevo a tamaño normal (100%) se verá mucho mejor, siempre he trabajado así y a mí me funciona, por supuesto que esto no es una ciencia exacta y cada uno tiene sus propios métodos o formas de trabajar. ¡Saludos desde Argentina!

  2. Creo que tienes razon Carlos, es mas, para los pequeños detalles, yo suelo darle bastante mas que 300 % y estoy muy conforme de como me queda. Claro que hay que ser un poco dibujante, y aquel que lo es, nos lleva ventaja… no ? Saludos

  3. Buenas…
    Yo prefiero trabajar al 100% para evitar perder la perspectiva de la imagen. Eso no quita que para alguna mota amplie un poco más, pero como tú dices todo vale mientras los resultados sean óptimos.
    Gracias por pasarte. Algún dia iré a visitar tu país, una de mis asignaturas pendientes.

  4. Buenas…
    Pues veré en la próxima restauración lo de trabajar con tanto aumento. No sé si me acostumbraré o terminaré enamorado del método que proponeis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.