¿Los objetos inteligentes son para mí?

Los objetos inteligentes permiten la edición no destructiva de nuestras fotografías. Podemos trabajar con ellos en Photoshop y en Lightroom. No son difíciles de usar y si trabajamos con archivos RAW son poco menos que fundamentales.

Los objetos inteligentes se han asentado como uno de los principales recursos de la fotografía digital en la obtención de la más alta calidad. La traducción al español no deja de ser desafortunada, como tantas herramientas del popular programa. Ahora mismo me viene a la cabeza Eliminación de tinta plana, por ejemplo, para definir a una herramienta de corrección de Adobe Camera RAW. Objeto inteligente es la traducción literal de smart objects. Creo que no es muy afortunada pues no describe con exactitud lo que es capaz de hacer.

Objeto inteligente
Cinco objetos inteligentes

Hay muchas formas de trabajar con los objetos inteligentes. La más común es un archivo abierto y procesado en Adobe Camera RAW o en el módulo Revelar de Adobe Lightroom; o una capa de Photoshop; incluso puede funcionar como un filtro. Lo importante, lo que tenemos que recordar siempre es que los objetos inteligentes son contenedores de información original. Y siempre podemos volver a ella. Una capa, o un filtro, convertidos en objetos inteligentes, se pueden editar siempre.

Abrir como objeto inteligente un archivo RAW

Cuando revelamos o ajustamos una fotografía en Adobe Camera RAW o en Lightroom, podemos llegar a un punto en el que nos damos cuenta que queremos alguna zona más oscura que otra, o nos interesa destacar una zona en concreto. Siempre podemos trabajar con el Pincel de ajuste, pero esta herramienta sólo funciona bien en grandes extensiones limpias, como cielos despejados con un horizonte perfecto:

  1. Abrimos el archivo RAW de la forma acostumbrada. Recordemos que también podemos trabajar con nuestros archivos JPEG o TIFF en Adobe Camera RAW.
  2. Marcamos, en la barra de Opciones de flujo de trabajo, la casilla Abrir en Photoshop como objetos inteligentes; y por supuesto 16 bits y el tamaño nativo de la cámara. Ya que vamos a trabajar con calidad, tenemos que marcar las mejores opciones.
  3. Ahora el botón Abrir imagen se ha transformado en Abrir objeto (también podemos dar shift+clic para conseguir el mismo resultado). Hacemos clic sobre él para abrir la fotografía en Ps. En la paleta Capas veremos el icono de objeto inteligente en la correspondiente capa.
  4. Ahora, en Capa>Objetos inteligentes>Nuevo objeto inteligente mediante copia duplicamos tantos objetos inteligentes como zonas queramos tratar . Y cada uno con una máscara de capa en negro (en el icono respectivo de la paleta Capas y pulsando a la vez la tecla Alt) . Cada vez que pinchemos en un OI nos llevará directamente al ACR. Esto lo podemos agilizar creando una acción en Photoshop. Si en vez de seguir esta ruta damos a Capa>Duplicar no conseguiremos acceder al RAW de forma independiente. Lo que hagamos en una capa se copiaría en la otra, impidiendo que pudiéramos trabajar correctamente.
  5. Cuando hacemos doble clic en la capa de objeto inteligente se abre Adobe Camera RAW y revelamos fijándonos sólo en la zona que queremos editar, sin preocuparnos de las demás. Es lo más parecido a trabajar con selecciones pero siempre con la información primigenia. Luego confirmamos en Abrir y volvemos de nuevo Photoshop.
  6. Cuando tengamos la zona editada procederemos a ir borrando aquellas partes que no nos interesen con la herramienta Pincel (B) en blanco (X), activando previamente (clic en el ratón) la máscara de capa. Es interesante trabajar siempre con la Opacidad del pincel. Cuando no hay obstáculos la ponemos al 100%, pero al llegar a los extremos de dicha zona, bajaremos su Opacidad al 20-50% para que la transición sea suave y no se noten los temidos halos.

Si estamos con Adobe Lightroom, el procedimiento cambia un poco, pero es sencillo.

  1. Cuando terminemos el revelado, pinchamos en la imagen con el botón derecho del ratón y vamos a Editar en…>Abrir como objeto inteligente en Photoshop. Es importante tener versiones compatibles de ambos programas.
  2. El objeto inteligente se abrirá en Photoshop de la forma acostumbrada, y haremos lo mismo que he señalado antes. La sorpresa es que cuando hagamos doble clic en el objeto inteligente se abrirá en Adobe Camera RAW. Jamás podremos volver a Lightroom, una pena.

Convertir en objeto inteligente

En las nuevas versiones de Photoshop, podemos convertir en objeto inteligente cualquier filtro y todas las capas que queramos. La ventaja es que siempre podemos volver al estado original de la capa o del filtro. Puede llegar un momento en el que nos damos cuenta que hemos aplicado demasiado Desenfoque gaussiano, por ejemplo. Antes teníamos que tirar la capa en la que estuviéramos trabajando, y volver a empezar (porque todos trabajáis siempre con capas, ¿no?). Ahora sólo abrimos el filtro como Objeto inteligente y listo. Sólo tenemos que recordar que son meros contenedores.

  1. Si estamos trabajando directamente con un objeto inteligente, cualquier filtro que utilicemos se convertirá en un Objeto inteligente, por lo que podremos cambiar en cualquier momento sus características. Además, de regalo, se abre una máscara de capa para el filtro, por lo que con la herramienta Pincel podremos añadir o quitar su efecto en la fotografía.
  2. Si somos antiguos y no trabajamos con Objetos inteligentes todavía, tenemos una posibilidad. En Photoshop podemos convertir cualquier capa en un Objeto inteligente en Capa>Objetos inteligentes>Convertir en objeto inteligente. Desde este momento, cualquier filtro tendrá su propio contenedor. Las posibilidades son infinitas.
  3. Para terminar un secreto. Cuando estamos trabajando en un collage con varias capas como Objeto inteligente, por mucho que las cambiemos de tamaño, jamás se degradarán. Es una de sus muchas ventajas.

En próximos artículos iré descubriendo más posibilidades de los interesantes Objetos inteligentes.

2 pensamientos sobre “¿Los objetos inteligentes son para mí?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.