Imágenes duplicadas

El infierno de las imágenes duplicadas

Bajo este título apocalíptico se esconde la desesperación de mucha gente cuando trata de organizar su archivo de imágenes y descubre cientos de imágenes duplicadas en sus discos duros. Hoy vamos a ver cómo podemos solucionar este problema más difícil de resolver de lo que se piensa.

Este artículo es en homenaje a una alumna que prefiere mantenerse en el anonimato, pues tiene el dudoso honor de tener el archivo peor organizado que he visto en mi vida como profesor.

En algunos casos he encontrado la misma fotografía hasta seis veces sólo con el mismo nombre. Y hemos sido incapaces de contar cuántas veces puede tenerla con distinto nombre, porque esa era una de las cosas que hacía en su pasado oscuro del que ahora empieza a arrepentirse.

La mejor manera de tener un archivo ingobernable

Para que no vuelva a pasarle a nadie más, o para que si alguien revive su propia experiencia al leer este artículo quiera cambiar, voy a contar cómo creo que se ha llegado al caos de archivo de mi alumna anónima.

  • Lo primero que hay que hacer es tener cientos de tarjetas, de distinta procedencia y tamaño, así como varios discos duros repartidos por la casa, en mochilas, maletas y demás.
  • Lo segundo es no fiarte de ti mismo ni del ordenador a la hora de descargar las tarjetas. Por este motivo copias más de una vez las tarjetas o los discos duros en otros discos duros y luego no se formatean las tarjetas por si acaso no se han copiado.
  • Cuando copias las tarjetas o  los discos duros pones nombres distintos en las carpetas. O peor aún, creas carpetas dentro de carpetas porque luego vas a revisar por si acaso no se han copiado bien y te aseguras que las tienes por duplicado. Para evitar problemas le añades copia al nombre de cada archivo.
  • Un día de repente quieres hacer una carpeta con tus mejores fotografías. Entonces duplicas la foto, le cambias el nombre para que quede claro que te gusta y lo dejas porque te tienes que ir. Al cabo de los días haces otra carpeta con tus fotos favoritas porque no te acuerdas de la otra. Pones otro nombre a la carpeta y al duplicado por supuesto también.
  • Casi seguro esta forma de clasificar supone abrir mil carpetas en el escritorio con nombres tan dispares como DCIM, FOTOSVERANO2012, Fotos verano 2012 II, FOTOS, 23052013, FOTOS QUE ME GUSTAN

Y esta la forma de conseguir el peor archivo posible con duplicados por doquier. Seguro que a muchos os suena trabajar de semejante forma.

Cómo evitar las imágenes duplicadas, entre otras cosas

Cuando se clasifica así, el caos y el infierno posterior están asegurados. Ahora hacemos más fotografías que nunca. Es uno de los motivos más importantes para preocuparse por este tema.

Esta es la rutina que sigo para evitar tener los problemas de mi alumna anónima y de tantos y tantos fotógrafos desconocidos:

  1. Una tarjeta, una carpeta. Siempre. Es la mejor manera de evitar tener que mover los archivos de un lado para otro y colocarlos en carpetas equivocadas.
  2. Siempre se guardan en una misma carpeta raíz donde sólo guardaremos carpetas de fotografías.
  3. Denominaremos las carpetas de manera consecutiva, para que sea más fácil localizarlas. En mi caso, las carpetas que contienen fotos digitales empiezan por D y luego una secuencia numérica de tres dígitos: D001, D002, D003,…
  4. Los nombres de las fotografías de esas carpetas siempre empiezan por dicho nombre más una secuencia numérica. Es decir, los archivos de la carpeta D234 serán D234-001, D234-002, D234-003… Así, con verlo sé en qué carpeta está. Es más sencillo localizarla, y visualmente más rápido.
  5. Si hago una selección clasifico con ayuda de las estrellas del módulo Biblioteca de Adobe Lightroom o con las Colecciones inteligentes. Y jamás cambio el nombre de un archivo salvo para casos muy concretos.

¿Qué hacer si tengo imágenes duplicadas?

Algo tan común como esto es imposible resolverlo con los programas de Adobe de una forma fluida y automática. Después de dar muchas vueltas es imposible conseguir que te busquen en todas las carpetas e identifiquen los duplicados. Y como hayamos cambiado el nombre… Es uno de los puntos flacos del módulo Biblioteca de Adobe Lightroom.

Parece mentira que este tema no se pueda solucionar sin salir de la suite, pero es así. Algunos dirán que a la hora de importar las fotografías en Lightroom tenemos la opción de evitar duplicados, pero si hemos cambiado el nombre, nos podemos olvidar de su eficacia.

Imágenes duplicadas

Para solucionar el problema a mi anónima alumna he estado buscando programas que sean capaces de buscar en todas las carpetas, que lean en formato RAW (muy pocos lo hacen) y que permitan eliminar o cambiar de sitio los archivos por si acaso. No hay muchas opciones en la red.

Ccleaner: este programa para limpiar nuestro ordenador de archivos basura que algunos especialistas consideran innecesario, tiene muchas funciones interesantes. Para el tema que nos toca vamos a Herramientas>Buscador de duplicados. Aquí indicamos qué coincidencias queremos tener en cuenta y en qué discos duros queremos buscar. Con volúmenes muy grandes de información se puede terminar colapsando. Avisados quedáis.

Imágenes duplicadas
Ccleaner

Duplicate finder: es uno de los plugins más interesantes para Adobe Lightroom. La versión gratuita sólo permite acceder a 100 archivos duplicados, pero para casos no muy graves puede bastar. Lo descargamos, instalamos, y luego vamos a Biblioteca>Extras de plugin>Find Duplicate 2. Indicamos los parámetros de búsqueda en la Biblioteca y dejamos actuar. En muy poco tiempo nos genera en el panel Colecciones una carpeta Duplicate Photos donde almacena de forma virtual esa foto. Sólo tenemos que ir a su ubicación original y borrarla.

Imágenes duplicadas
Duplicate finder

Visipics: el programa que más me ha gustado y más completo de todos los que he probado. Sólo tenemos que descargarlo e instalarlo, decirle en qué carpetas queremos buscar los duplicados y dejarle trabajar. Cuando termine marcamos el duplicado que queremos borrar y en su panel Actions elegimos si queremos mover dichos archivos a una carpeta concreta o borrarlos para siempre de la faz de la tierra. El único problema es que hace mucho que no se actualiza y aunque reconoce el formato RAW, los muestra con un extraño color.

Imágenes duplicadas
Visipics

Seguro que hay muchos más en el mercado, comoTeekesselchen de Adobe Add-ons, pero harto difícil de instalar (problemas de incompatibilidades entre versiones). Y seguro que algún lector conoce un sistema eficaz que esté dispuesto a compartir aquí, en FERFOTOblog.

Deja un comentario