Flash Distancia

El flash sin secretos: Distancia (IV)

Vuelvo hoy con el tema del mundo del flash. Hemos visto juntos algunas cosas como los distintos tipos de dispositivos, los accesorios más interesantes y el cuidado que hay que tener con la posición. Ahora vamos a descubrir lo importante que es la distancia y el tamaño aparente de la fuente de luz. El flash sin secretos de nuevo.

El flash portátil , sencillo y ligero, puede cambiar totalmente el sentido de un fotografía si sabemos cómo colocarlo. Tiene el poder de convertir el día en noche y la luz en oscuridad.

Todo depende la posición, como ya hemos visto y de la distancia respecto al sujeto, como veremos hoy. También es importante la potencia del mismo y el grado de difusión.

Hay muchos aspectos que tener en cuenta para entender el trabajo con la luz artificial. Una vez dominados, nos será difícil desprendernos del flash y querremos comprarnos uno con más posibilidades, aunque sepamos que no es necesario.

Distancia para usar el flash sin secretos

La distancia de la luz respecto al objeto influye en el resultado final, y mucho. Aunque parezca algo propio de Barrio Sésamo es importante ser consciente de que poner el flash cerca del objeto solamente ilumina a dicho objeto, y sume al fondo en la oscuridad de una forma mucho más sencilla, sin necesidad de colocar un fondo negro o bloquear la luz.

En la fotografía de ejemplo he colocado el dinosaurio y la cámara a la misma distancia pero he variado la distancia del flash para que veais a qué me refiero a lo largo del artículo. Evidentemente he tenido que variar la potencia del flash para compensar la distancia.

Sin embargo, si lo situamos lejos del objeto, en el otro extremo de la habitación, podemos iluminar sin problemas absolutamente todo, aunque tengamos un equipo con una potencia muy baja. Parece magia pero no lo es. Todo depende de la famosa ley inversa del cuadrado. Si la entendemos tenemos una gran parte del trabajo hecho.

Flash Distancia
Flash a 6 metros

La ley inversa del cuadrado es un concepto físico según el cual al doblarse la distancia de la luz al objeto, la intensidad se reduce a su cuadrado. Sin embargo, su amplitud se abre al cuadrado, ilumina cuatro veces más pero con menor intensidad.

Flash Distancia
Flash a 3 metros

Esto explica, entre otras cosas, por qué se crea esa sombra tan oscura alrededor de un objeto o sujeto cuando disparamos el flash cerca de él, por ejemplo. Si no queremos generar sombras duras, tendremos que alejarlo. Tan sencillo y tan fácil. Pero esa sombra podemos utilizarla para generar un fondo negro detrás del sujeto.

Flash Distancia
Flash a medio metro

Lo importante de toda esta historia es que podemos situarlo a la distancia del sujeto que queramos, comprobar que conseguimos el resultado que necesitamos y empezar a movernos por todo el estudio o el campo o donde estemos, sin preocuparnos por cambiar la exposición, pues siempre quedará como en la primera fotografía, si tenemos la precaución de respetar la distancia entre el flash y el sujeto.

No os imagináis la libertad que da saber esto. No hay límites, sólo nuestra imaginación.

Tamaño aparente

También tenemos que tener en cuenta el tamaño aparente de la fuente de luz. Cuánto más grande sea, menor intensidad tendrá, pero mucha más superficie iluminará. La luz desnuda es dura, es decir, genera sombras muy marcadas, con una transición muy marcada.

Por eso muchas veces es necesario colocar entre el sujeto y el flash un difusor, que puede ser un paraguas reflectante o traslúcido, o una ventana de luz. Las transiciones serán mucho más suaves y prácticamente desaparecen las sombras. Si usamos bien los difusores, podemos recrear la maravillosa luz de un día nublado.

La relación entre el tamaño de la fuente y del objeto es dependiente. No es lo mismo iluminar un soldadito de plomo que a un jugador de la NBA con un pequeño flash desnudo

Pero hay que tener en cuenta que el tamaño del objeto también importa y mucho. La relación entre el tamaño de la fuente y del objeto es dependiente. No es lo mismo iluminar un soldadito de plomo que a un jugador de la NBA con un pequeño flash desnudo. En el primer caso, tendremos una luz suave y envolvente, mientras que el segundo caso esa misma luz será puntual y marcará unas sombras muy profundas.

Hay veces que queremos iluminar la mitad de la cara de un modelo y que la otra mitad permanezca sumida en la oscuridad. Para conseguirlo tenemos que concentrar mucho la luz, hacerla más pequeña e intensa para que las sombras estén perfectamente recortadas. Si en el ejemplo anterior buscábamos un accesorio difusor, en este caso tendríamos que usar un snoot o un panel de abeja, que concentran mucho la luz.

Con todas las cosas que hemos ido viendo en estos artículos podemos empezar a desempolvar nuestro flash y empezar a practicar para recrear la luz. Dentro de poco veremos cómo influyen los valores de exposición (diafragma, obturación y sensibilidad) en el resultado final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.