Corregir tonos piel con Adobe Photoshop

Corregir los tonos de la piel con Adobe Photoshop (y II)

Hace dos días publiqué la primera parte sobre cómo corregir los tonos de la piel con Adobe Photoshop. Era una pequeña introducción sobre este mundo un poco desconocido. Hoy vamos a ver cómo podemos hacerlo con nuestro programa de edición favorito.

La piel de los que aparecen en las revistas parece perfecta en todo momento, salvo en aquellas revistas en las que no pagan a un buen retocador o mandan ir contrarreloj para salir cuanto antes. Si dejamos el tono de piel tal como sale de la cámara, puede tener colores poco atractivos o naturales que conviene eliminar. Vamos a ver cómo hacerlo.

Pasos previos

Ya vimos que lo más importante es hacer un buen revelado y un equilibrio de blancos correcto, aunque ya sabéis que esto último es relativo. Pero en este caso es muy importante regirse por las normas académicas para conseguir un buen resultado.

Una vez revelada la fotografía en Adobe Camera RAW y abierta en Adobe Photoshop como objeto inteligente podemos empezar a trabajar con diferentes capas de ajuste para modificar los tonos piel de nuestra imagen.

Corregir tonos piel con Adobe Photoshop
Antes

Es importante tener claro el funcionamiento de las Curvas, por eso recomiendo leer los artículos que he publicado sobre ellas para poder aprovechar todas las cosas que voy a decir aquí.

El panel Información (Ventana>Información) debemos tenerlo a la vista en todo momento y saber, a la hora de buscar los datos, cómo verlos en CMYK. En las últimas versiones del programa es muy sencillo, pues por defecto podemos ver los datos de color en dos modos en dicho panel.

Corregir tonos piel con Adobe Photoshop
Después

Si queremos podemos ser mucho más precisos con la herramienta Muestra de color (I) que está en el grupo de la herramienta Cuentagotas. En la barra de configuración, en Tamaño de muestra, marcamos Promedio de 5×5 si nuestra imagen es pequeña, y Promedio de 11×11 si tiene más de 15 Mp, para ser precisos sin exagerar. Pero servirá sólo para tener un buen dato, para ver cómo responde la piel en las diferentes zonas, qué matices tiene y cómo podemos conseguir una piel más natural desde el punto de vista de las editoriales de moda.

Cómo corregir los tonos de la piel con Adobe Photoshop

  1. Duplicamos la capa original. Al ser un objeto inteligente se copia exactamente. Por supuesto también podríamos trabajar con una capa normal.
  2. Creamos una capa de ajuste de Curvas (Capa>Nueva capa de ajuste>Curvas) en invertimos la máscara de capa. Ya sabéis, con ella seleccionada damos a Ctrl+I.
  3. Buscamos una zona de piel sin brillos ni reflejos y hacemos Ctrl+Mayús+clic en ella con la herramienta Cuentagotas. Es fundamental elegir bien el lugar donde pinchamos para lograr un buen resultado. Podríamos utilizar los puntos que hemos buscado previamente con la herramienta Muestra de color.
  4. En cada canal (alt+3, alt+4, alt+5) de la paleta Curvas se habrá marcado un punto. El que más nos importa en este momento es el valor de salida del canal Rojo. En el caso de la fotografía de ejemplo es 35.
  5. Calculamos, para la casilla de Salida del canal Verde y Azul el nuevo valor que tenemos que poner. El Verde es un 75% (Rx0,75) del Rojo; y el Azul un 60% (Rx0,60) del Rojo. Son valores que pueden variar, no hace falta seguirlos a rajatabla. En nuestra fotografía, he buscado varios puntos hasta que he encontrado el definitivo, el entrecejo.
  6. Como tenemos la máscara de capa en negro hay que pintar con la herramienta Pincel en blanco para descubrir solamente las zonas de la piel.
  7. Para terminar, ajustamos la Opacidad de la capa al gusto de cada uno. La he puesto al 20%, para lograr este nuevo tono de piel más suave. Si lo hubiera dejado al 100% en mi caso tendría a una habitante de Avatar.
Corregir tonos piel con Adobe Photoshop
Adobe Photoshop

Este método es el más sencillo, pero debemos ser muy cuidadosos con el punto elegido, como he insistido ya tantas veces. Sólo sirve el ensayo-error. Si tuviéramos como referencia otros métodos basados en el CMYK, encontraríamos el punto exacto de una forma más precisa, gracias a las marcas de la herramienta Muestra de color. Veamos cómo:

  • Para un piel blanca el Cían debe estar entre 1/6 y 1/3 del Amarillo y el Magenta tiene que ser inferior en cinco puntos al Amarillo. Todo esto con matices, pues cada piel es un mundo.
  • La proporción de Magenta siempre será inferior al Amarillo.
  • El Amarillo siempre será superior al Magenta, pero si fotografiamos niños pequeños la proporción será idéntica. En los adultos puede llegar a ser cinco puntos superior.
  • El Cían tiene una proporción entre 1/3 y 1/6 del valor del Amarillo. Si fotografiamos a alguien con la piel más oscura tendrá más Cían que alguien con la piel clara, que puede tener valores muy bajos en general.

La cuestión ahora es encontrar de nuevo un buen punto de referencia y hacer los ajustes de las Curvas en función de los datos que hemos facilitado. No olvidéis lo que señalé en el anterior artículo:

  • En el canal Rojo si subimos la curva tendremos más Rojo. Si la bajamos, más Cían.
  • En el canal Verde si subimos la curva tendremos más Verde. Si la bajamos, más Magenta.
  • En el canal Azul, si subimos la curva tendremos más Azul. Si la bajamos, más Amarillo.

Señalar por último que las Curvas hay que moverlas muy poco y con cuidado. Lo más fácil es marcar un punto en la curva y desplazarlo con los cursores del teclado hasta observar que los valores CMYK se acercan a lo que estamos buscando. No es algo fácil, pero con un poco de práctica todo saldrá más fluido. Y todo depende de nuestros gustos y necesidades.

Un pensamiento sobre “Corregir los tonos de la piel con Adobe Photoshop (y II)”

  1. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.