Enfrentarse a Photoshop

Cómo enfrentarse a Photoshop por primera vez

Enfrentarse a Photoshop por primera vez es muy duro. Aquí vamos a ver unos sencillos pasos para los que quieran sentarse delante del ordenador y conseguir mejorar sin muchas complicaciones sus fotografías, aún siendo primerizos en el tema.

Photoshop es el programa más completo que podemos encontrar en el mercado para trabajar con nuestras fotografías. La cantidad de cosas que puede hacer resulta apabullante para muchos, y les parece tan complicado que prefieren dejarlo y limitarse a trabajar con editores más sencillos aunque den un resultado peor.

Vamos a ver los pasos básicos para conseguir un buen resultado con cualquier archivo de imagen que queramos modificar.

Todavía recuerdo con claridad el primer día que instalé este programa en un ordenador. No recuerdo la versión; pero creo que era la 3 o la 4, cuyo icono era un ojo en escala de grises. Después de mucho investigar -era totalmente novato en el mundo de los ordenadores más allá de los procesadores de texto- conseguí abrir una fotografía.

Enfrentarse a Photoshop

No tenía ni idea del formato, ni el tamaño ni nada de nada. Así que me puse a abrir los menús para ver si encontraba algo. El resultado fue que al final seleccioné la herramienta Borrador y me pasé toda la tarde borrando la foto, pues no logré hacer otra cosa.

Este fracaso me llevó a dejar el ordenador y volver a mi amado laboratorio químico con su luz roja, su música de cassette y su olor a huevos podridos.

Enfrentarse a Photoshop

La fotografía digital es una tontería, no tiene futuro, ni de lejos puede conseguir la misma calidad que tengo ahora… Todas estas frases salían de mi cabeza en vez de reconocer que no tenía ni idea. Ahora los pensamientos serán otros: con el jpeg me basta, la cámara ya lo hace bien, con lo bien que quedan los filtros del móvil…

Todas estas ideas surgen cuando nos vemos incapaces de manejar el programa. Por lo que vamos a poner aquí una serie de pasos para los primerizos. Son muy básicos, pero esenciales para avanzar en el uso del programa y empezar a sacarle jugo.

Lo que recomiendo encarecidamente es buscar información donde sea, o bien en un libro, o en los muchos cursos que podemos encontrar por la red. Pero cuando empiezas a enterarte es cuando un profesor empieza a explicártelo.

Aquí tenéis esos primeros pasos.

1. Tener nuestras fotografías bien clasificadas

Si no nos queremos perder, nuestras fotografías ordenadas tienen que estar. Lo mejor es abrir la carpeta Imágenes -que viene por defecto en los sistemas operativos- o crearnos una con cualquier nombre descriptivo.

Y meter todas las carpetas con fotos ahí dentro. Nada de dejarlas desperdigadas en diferentes sitios o en el escritorio, como he visto mil veces, con nombres peregrinos.

Hay muchas formas de guardarlas, y con experiencia encontraremos un método personalizado, pero por ahora basta con poner de nombre la fecha de descarga. Luego podremos cambiarlo. Es la mejor forma de tener localizados todos los disparos que hemos hecho.

2. Abrir una fotografía

Ahora abrimos Adobe Photoshop, la versión que tengamos y vamos al menú Archivo>Buscar en Bridge Este es el programa que nos facilita Adobe para ver todas nuestras fotografías de una forma cómoda y rápida. Sólo tenemos que buscar nuestra carpeta de imágenes y empezar a navegar por ella hasta que encontremos la fotografía que queremos tratar.

Una vez hayamos localizado la imagen en Adobe Bridge tenemos dos opciones al hacer clic sobre el archivo con el botón derecho del ratón:

  1. Elegir la opción Abrir, que llevará el archivo directamente a Photoshop, donde podremos revelarla a fondo.
  2. Seleccionar Abrir en Camera RAW… lo que nos llevará a dicho programa, mucho más sencillo de manejar, con las mismas opciones que Adobe Lightroom y con la ventaja de no tener que hacer un duplicado del archivo, pues siempre nos abrirá una copia. Si seguimos esta opción, sólo tenemos que seguir el decálogo y en poco tiempo tendremos nuestra imagen terminada.

3. Revelar en Adobe Photoshop

Si decidimos seguir el paso 1 anterior, recomiendo seguir este camino:

  1. Ir al menú Vista y elegir Encajar en pantalla, para ver la imagen lo más grande posible
  2. Capa>Nueva capa de ajuste>Niveles, dar Ok y en la ventana con el histograma que se abrirá ajustar cada canal (rojo, azul y verde) con los deslizadores negro y blanco de los extremos. Así podemos mejorar la exposición de la fotografía, el contraste y el equilibrio del color. El resultado es muy bueno.
  3. Después vamos a Capa>Acoplar imagen para agrupar todas las capas en una sola.
  4. Para finalizar vamos a Archivo>Guardar como… para guardar la fotografía recién tratada en una nueva carpeta que podemos denominar Obras maestras si queremos subirnos el ego. Ahí es donde guardaremos todos los archivos tratados en jpeg y siempre con una calidad 12.

Con estos sencillos pasos podemos empezar a conseguir buenos resultados con el programa. Cuando estemos más familiarizados haremos más cosas, muchas más, pero con esto ya tenemos una fotografía mucho mejor que al principio.

Deja un comentario