B&NFREEMAN-I

Blanco y negro: Método de Michael Freeman (IV)

De nuevo vuelvo al mundo del blanco y negro con este método que descubrí después de leer un libro que tuve durante muchos años olvidado: Blanco y negro de Michael Freeman de la editorial Evergreen. Lo he bautizado como Mezclador de canales por porcentajes.

Es uno de los métodos más interesantes que he encontrado después de leer muchos libros y pasearme por decenas de páginas web y nunca he visto nada parecido a lo que descubres al leer este interesante libro que ha pasado bastante desapercibido. La verdad es que no es muy claro, o no está muy bien traducido. Le sucede lo mismo a Retorno de Oz de Vincent Versace, otro texto interesante que no hay quien lo entienda. Pero vamos a lo importante, que es explicar la propuesta de Michael Freeman, autor de numerosos libros.

Mezclador de canales por porcentajes

Lo más interesante de este método es que se analiza el color de la fotografía para valorar cuál es el predominante, para que la conversión a escala de grises refleje la misma luz que la imagen original. Y todo gracias a una capa de ajuste de Mezclador de canales.

No consiste tanto en buscar una gradación que nos agrade como encontrar la misma equivalencia entre los colores pero con una escala de grises. Es decir, no tiene sentido poner un 100% de rojo porque sí, sino encontrar la relación exacta entre todos los canales para que se mantenga la misma luminosidad tras la conversión. Veamos cómo hacerlo. Y aviso que las matemáticas entran en juego:

B&NFREEMAN-II

1. Abrimos nuestro archivo en Adobe Camera RAW, como estamos acostumbrados. El revelado lo podemos hacer al gusto, pero para no tener que dar pasos atrás y conseguir un buen punto de partida recomiendo mis diez pasos.

2. Como errar es humano, prefiero abrir el archivo como objeto inteligente en Adobe Photoshop, por si acaso queremos solucionar algo posteriormente o nos atrevemos a trabajar por zonas con este método.

3. Los objetos inteligentes son incompatibles con el filtro utilizado, así que para poder seguir tenemos que crear una capa nueva (Capa>Nueva>Capa) y seguir estos pasos: Selección>Todo (Ctrl+A), Edición>Copiar (Ctrl+C) y sobre la capa nueva Edición>Pegar (Ctrl+V) . Y activamos dicha capa para trabajar sobre ella. También podemos olvidarnos del objeto inteligente y olvidar estos pasos.

4. Y ahora viene lo interesante de este método. Buscamos en la fotografía la zona que queremos destacar, ese color que llama la atención: el rojo de un vestido, el azul de unos ojos, la verde pradera de un paisaje, el amarillo de un bosque en otoño…

5. Hacemos una pequeña selección de esa parte de la fotografía, con la capa nueva marcada, con la herramienta Marco rectangular (M), que contenga el color que queremos destacar en la conversión.

6. Vamos a Filtro>Desenfocar>Promediar y leemos, en el panel Información los tres valores RGB. En la fotografía del ejemplo he medido sobre el lomo del caballo, con los siguientes valores: 223, 218, 204.

B&NFREEMAN

7. Tiramos a la papelera esa capa nueva que hemos creado para trabajar con el filtro Promediar. Y deseleccionar el marco rectangular (Selección>Deseleccionar).

8. Creamos una capa de ajuste de Mezclador de canales en Capa>Nueva capa de ajuste>Mezclador de canales. Y marcamos Monocromo.

9. Y ahora es el momento de las matemáticas. Los valores RGB van de 0 a 255, pero necesitamos sus valores porcentuales. No es más que una regla de tres, pero los que lo pasamos mal con los números tenemos esta formula: X*100/Y, donde Y es la suma de los tres canales RGB y X el valor de cada Canal. Luego el canal Rojo es 223*100/645=35; el Verde es 34 y el Azul 32.

Así conseguimos valorar el color de la fotografía y que su apariencia en blanco y negro mantenga la misma luminosidad. Por supuesto podemos hacerlo con varias capas, para destacar todos los colores. Espero que os haya gustado este método de Michael Freeman y que nos veamos en el próximo artículo.

 

 

3 pensamientos sobre “Blanco y negro: Método de Michael Freeman (IV)”

  1. Parece un buen truco, en cuanto pueda haré unas pruebas. A grosso modo es lo que vengo haciendo (variar la cantidad de cada color sumando siempre 100) pero a ojo, no sabía que hubiera una forma ‘matemática’ de hacerlo. Además, lo has explicado perfecto. Estoy deseando probarlo.

    El libro que comentas, retorno de Oz, ha estado varias veces en mis manos y nunca me he decidido a comprarlo, si es un galimatías veo que he acertado. Habrá que mirar como se explica la versión original…

  2. Buenas…
    La verdad que me ha sorprendido bastante, y aunque hay una forma matemática de acercarse, creo que muchas veces la intuición es más interesante. Respecto al libro de Versace, no puedo negar que es complicado. La traducción no es muy acertada, y no tiene sentido que no se hayan traducido las acciones. Además las reproducciones son bastante malas. La versión original, siempre que domines el idioma, será una mejor opción.
    Gracias por pasarte

  3. Pingback: Anónimo

Deja un comentario