Copia final

Blanco y negro: Método de Gabriel Brau (V)

Sigo con la serie de blanco y negro. Y hoy os hablo del método de Gabriel Brau, que desgrana en su libro Luces de África. Es más complicado que los que hemos visto hasta ahora en FERFOTOblog, pero abre un abanico de posibilidades inmensas pues tenemos todo el control que podamos imaginar. No es rápido pero es muy efectivo.

El método por zonas de Gabriel Brau permite tratar cada espacio de la fotografía de forma independiente y con la ventaja de poder trabajar cada color, gracias al uso de la capa de ajuste  Blanco y negro, para sacar mayor información a partir de la luminosidad de cada color. Para paisaje adquiere pleno sentido por la cantidad de matices que podemos sacar. En una fotografía de retrato no es tan útil.

La fotografía que he elegido para ilustrar este artículo es un paisaje asturiano de Prieres, revelada en Adobe Camera RAW. Tiene varias zonas: el cielo, la pradera y las montañas del fondo. Es una candidata perfecta para conseguir un buen resultado con esta técnica. Veamos paso por paso el camino a seguir:

Método de Gabriel Brau

1. Para hacer selecciones en Photoshop hay muchas herramientas, pero creo que la más efectiva es Lazo (L), pues permite trabajar muy rápidamente y da un aire artesanal a todo el proceso. En esta fotografía vamos a hacer cuatro veces (tantas como zonas haya en la imagen) lo siguiente:

B&NBRAU001

  • Seleccionamos una zona con la herramienta que más nos guste, intentado ser más o menos preciso.
  • Vamos a Selección>Guardar selección por cada una de ellas. Creamos una canal Alfa al que daremos un nombre para orientarnos más tarde. En este caso Cielo, Pradera y Montañas.
  • Los canales Alfa son, según la página de ayuda de Adobe:

El canal alfa almacena la selección como una máscara en escala de grises editable en el panel Canales. Una vez almacenada como un canal alfa, puede volver a cargar la selección en cualquier momento o incluso cargarla en otra imagen.

2. Cuando tenemos todos los canales, vamos cargando cada uno en Selección>Cargar selección… Así el canal Alfa se hace selección de nuevo. De esta forma propone Gabriel Brau trabajar cada zona de manera independiente y pasarla a blanco y negro.

B&NBRAU002

3. Para hacer la conversión, ya con la selección cargada, vamos a Capa>Nueva capa de ajuste>Blanco y negro. La selección se convierte en la máscara de capa de la capa de ajuste y podemos elegir los parámetros que queramos o necesitemos para cada zona. Y no afecta a ninguna otra zona.

B&NBRAU003

3. El último paso que hay que dar con cada capa de ajuste es ir a Filtro>Desenfocar>Desenfoque gaussiano para que no se note la selección y tenga una suave gradación. Aunque últimamente prefiero el parámetro Desvanecer del panel Propiedades. Hace exactamente lo mismo.

4. Una vez hemos hecho los dos pasos anteriores en cada uno de los canales Alfa que tenga nuestra fotografía puede ser que algunas zonas se vean en color. Para evitarlo abriremos una última capa de ajuste de Blanco y negro que afecte a toda la fotografía, es decir, con una máscara de capa blanca. Según el autor, Negro máximo cumple con creces esta última misión. Evidentemente no hay que darle un desenfoque gaussiano pues afecta a toda la fotografía.

B&NBRAU004

El proceso permite mucha libertad pues es posible revelar cada zona con un filtro distinto, algo que en la época clásica no podíamos ni imaginar. Esa es la ventaja frente a cualquier otro proceso de blanco y negro, en el que pasas la fotografía completa a la fría escala de grises con un determinado efecto y luego tenemos que trabajar con el blanco y negro ya modificado.

Copia final
Copia final

Lo curioso de este proceso es que la imaginación es el único límite. Es uno de los pocos que utiliza los canales Alfa, y esto supone una ventaja frente a otros métodos, en teoría.

Propuestas personales

Personalmente, lo simplificaría un poco, pues podemos evitar el Desenfoque gaussiano a cambio de pintar la máscara de capa con la herramienta Pincel (B) por ejemplo y el uso de los canales Alfa no tiene ninguna ventaja real a primera vista, pues se puede hacer una selección y aplicarle una capa de ajuste de Blanco y negro sin problema alguno.

Pero siempre está bien saber técnicas nuevas que nos permitan conseguir lo que tenemos en mente. Hay muchas formas de conseguir un buen blanco y negro. Nosotros sólo necesitamos uno, el que mejor se adapte a nuestro gusto. Cuando lo encontremos, ya no necesitaremos manejar otro. Es un lío querer jugar con todos.

Un pensamiento sobre “Blanco y negro: Método de Gabriel Brau (V)”

Deja un comentario