Módulo Libro

Adobe Lightroom CC 2015 sin secretos (V)

Hoy continuamos viendo cómo hacer un libro con Adobe Lightroom CC 2015. Si hemos seguido la primera parte del artículo tenemos ya las fotografías seleccionadas en una colección y con los metadatos correctos. Ahora vamos a ver cómo lo terminamos en el módulo Libro.

  • La siguiente pestaña es Composición automática. Hace lo que su propio nombre indica: colocar todas las fotografías que tengamos seleccionadas y colocarlas según lo que elijamos en Ajuste preestablecido:
  1. Izquierda en blanco, una fotografía a la derecha, pie de foto.
  2. Izquierda en blanco, una fotografía a la derecha.
  3. Una foto por página.
  4. También podemos crear nuestro propio ajuste eligiendo, en la misma pestaña, la opción Editar ajuste preestablecido de la composición automática... Así abrimos la ventana Editor de ajustes preestablecidos de diseño automático, donde podemos hacer nuestro propio diseño, con todas las opciones que queramos. De hecho esta ventana es una especie de pestaña Navegador de plantillas (qué bien estaría en su sitio habitual y no aquí escondida), que permite desarrollar nuestra labor de maquetador hasta límites casi insospechados. Podemos preparar las páginas de la izquierda y de la derecha por separado; decidir si las queremos en blanco, o igual que la página de al lado… Además tenemos acceso a todas las plantillas del programa, que están agrupadas por temas como Boda, Cartera o Creativo, entre otras. A esta opción también podemos acceder seleccionando la página (que se marca en amarillo) y haciendo clic en el icono Cambiar diseño de página.
  • La pestaña Página permite Añadir página o Añadir espacio en blanco, a continuación de la página en la que estemos situados. Y si hacemos clic encima de la pestaña, podemos modificar la página como queramos, con las opciones que ofrece el programa.
  • Guías nos deja ver o no las marcas de seguridad y el área de seguridad de las fotos y de los textos de nuestro libro. Estas marcas sirven para conocer de antemano la zona donde se corta el papel, entre otras cosas.
  • La pestaña Celda sirve para delimitar el espacio asignado para la fotografía dentro de su celda correspondiente. Es una manera de crear un diseño más personal. Podemos mover los cuatro lados a la vez o independientemente.
  • Texto  es la pestaña que nos permite colocar tanto un pie de foto en Texto de fotografía o colocar texto en la página en Texto de página, como es lógico. Podemos poner un texto A medida, que lo escribimos en el momento; o cualquiera de los metadatos siguientes:  Archivo, Equipo, Exposición, Fecha, Título, Pie de foto, Secuencia o Nombre de archivo. También tenemos la opción de elegir dónde queremos el pie: Por encima de, Sobre o Debajo, y si lo queremos alinear con la imagen o no. La última opción de esta pantalla es la posibilidad de colocar un pie de página en la zona superior o inferior de la misma.
  • La pestaña Tipo permite jugar con la tipografía de nuestro libro, revista o folleto hasta límites insospechados, de nuevo. Parece que estamos ante una versión reducida de Adobe InDesign, y no estoy exagerando. Aparte de poder elegir la fuente (Times New Roman, Myriad Pro, Arial,…) y el estilo del texto (negrita, cursiva,…), si desplegamos la opción Carácter tenemos la oportunidad de modificar Tamaño, Opacidad, Tracking, Línea de base, Interlineado, Kerning, Columnas y Medianil… todo un derroche de medios que nos exige saber mucho de edición. No vale modificar el kerning, por ejemplo, sin saber lo que es.
  • Para terminar, tenemos la pestaña Fondo, que permite actuar en el fondo de la página colocando una fotografía seleccionada por nosotros para recargar una o todas las páginas de nuestro libro. También permite poner color al fondo (o blanco o negro por favor. El fondo no puede destacar por encima de la fotografía).
  • Todo el trabajo lo podemos guardar como una colección especial de la pestaña Colecciones, si hacemos clic en Crear libro guardado, para poder utilizar la plantilla en otras ocasiones.

Este módulo, tan sencillo como parece al principio, es un auténtico tesoro que permite a la mayoría de los fotógrafos hacer sus primeros pinitos en el apasionante mundo de la edición de libros, algo realmente difícil. La única manera de aprender a hacerlo, como he dicho en otras ocasiones, es aprender primero a editar bien nuestras fotografías. ¿Y cómo podemos editar bien? Teniendo buenas fotografías, para lo que tendremos que hacer más y más fotografías. Es un círculo vicioso de creación.

Si os apetece, en un próximo artículo, vemos un caso práctico sobre la creación de un libro concreto.

Deja un comentario