museo de la fotografía de Huete

El museo de fotografía de Huete

Ayer pude acercarme por fin al museo de fotografía de Huete. Antes de él no existía nada semejante en España. Y por fin lo podemos disfrutar a hora y media de Madrid, en la provincia de Cuenca.

La idea de un museo de la fotografía lleva circulando por la cabeza de muchos desde tiempo inmemorial. Y siempre se ha quedado en agua de borrajas, principalmente por la falta de dinero y la desidia absoluta de los políticos de turno muy amigos de firmar cualquier cosa que les permita ganar fotos para las próximas elecciones. Eso sí, hay honrosas excepciones como el Photomuseum de Zarautz o el CAF de Almería, que resisten fuertes. Son la ilustre excepción que confirma la regla.

Museo de la fotografía Huete
Sala exposiciones temporales

Así, tirando de memoria, recuerdo el plan de convertir el edificio de Tabacalera de Madrid en el Centro  Nacional de la Imagen, o abrir en Soria el Centro Nacional de la Fotografía y el Paisaje en 2010, o inaugurar el Museo de la Fotografía (MUSAF) en Segovia en 2007… Todos estos proyectos están sepultados en los archivos de la memoria para recuperarlos cuando sea necesario políticamente.

Por eso no creía lo que veían mis ojos cuando empecé a leer las primeras noticias sobre el museo de la fotografía de Huete (Cuenca), uno de los pueblos más interesantes de España por la historia que contienen sus muros, como ser uno de los primeros lugares donde se estableció una imprenta en el sXV.

La leyenda cuenta que cuatro fotógrafos encaminaron sus pasos al pueblo en busca de un edificio que pudiera albergar la sede de un museo de la Fotografía. Publio López Mondejar, Vicente López Tofiño, Juan Manuel Díaz Burgos y Ramón Masats encontraron el antiguo convento abandonado de Jesús y María, situado en lo alto de Huete.

La leyenda cuenta que cuatro fotógrafos encaminaron sus pasos al pueblo en busca de un edificio que pudiera albergar la sede de un museo de la Fotografía.

Estaba en proceso de restauración gracias a los fondos Leader de la Unión Europea -destinados a ayuda al campo y zonas rurales- y con la ayuda inestimable de Antonio Pérez, el amigo de los artistas que da vida a Cuenca, reconvirtieron este impresionante edificio renacentista de 2600 m², que nació para recogimiento de doncellas virtuosas, en la preciosa sede del Museo de la Fotografía, el primero de España y por ahora único.

Por fin podremos mirar a la cara a las ciudades que tienen un museo de la fotografía entre su oferta cultural: Oporto, Berlín, Nueva York, París y ahora Huete sostiene el pabellón español. Y que sea por mucho tiempo.

Está empezando a rodar, y si todos los amantes de la fotografía vamos en peregrinación a este hermoso pueblo, el museo se consolidará y se convertirá en una referencia nacional. Todavía queda mucho por hacer. En estos tiempos comerciales que vivimos, un museo sin tienda, ni cafetería, ni página web propia ni actividades para los niños tiene que sobrevivir por las visitas de auténticos apasionados. Y de esos creo que somos muchos. Si vamos en masa, seguro que muy pronto encuentran subvenciones para hacer talleres, seminarios, concursos, una tienda especializada…

museo de la fotografía Huete
Claustro del museo de la fotografía

En la primera planta están las salas de exposiciones temporales alrededor de uno de los mejores claustros de arcos de medio punto renacentistas que podemos encontrar en Cuenca. Hasta el 8 de noviembre podemos ver Cuenca en la mirada de José Manuel Navia, dentro del interesante proyecto de la Diputación y la Fundación Antonio Pérez que financia a fotógrafos para que retraten la provincia bajo su particular punto de vista. No me cansaré de repetir a los cuatro vientos la necesidad de ver esta exposición de uno de los mejores fotógrafos españoles.

Museo de la Fotografía Huete
Colección permanente

En la planta superior está la colección permanente, con obras de los fondos de la Fundación Antonio Pérez. Isabel Muñóz, Ramón Masats, Luis Escobar, Nicolás Muller, Vicente López Tofiño, Juan Manuel Castro Prieto, Ricky Dávila… son algunos de los representados en el museo.

Hay un fondo de más de 1000 fotografías, al que parece que se unirá la colección personal de Publio López Mondejar, que ha hecho posible que la fotografía histórica española esté en el lugar que se merece. Es imposible exponerlas todas a la vez, por lo que cada cierto tiempo se irán renovando las salas con vistas a la Alcarría conquense.

Espero que este museo se convierta en una referencia dentro del panorama cultural español y que se consolide como otro aliciente para acercarse a Huete. Y si no te gusta la fotografía, el edificio es una de las muchas joyas arquitectónicas del pueblo conquense. ¿Se te ocurre algo mejor que hacer este fin de semana o cualquiera de los que vienen?

 

5 pensamientos sobre “El museo de fotografía de Huete”

  1. Me alegro de iniciativas como esta… De todas formas comentar que sí hay un Museo de la fotografía en el Estado. Está en Zarauz y se llama Photomuseum…

    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.