Libros técnicos de fotografía

Libros de fotografía para empezar el año

Lo primero que debo hacer es felicitar el año a todos mis lectores. Espero que este 2016 sea mejor todavía fotográficamente hablando. Y una de las cosas que podemos hacer para mejorarlo es leer nuevos libros de fotografía para tener siempre una fuente que consultar. A lo mejor nos lo pueden traer hasta los reyes magos.

Desde que empezó FERFOTOblog he hablado de libros de muchas editoriales. En este artículo voy a hablar de los últimos que he leído. Y seguro que escribiré sobre ellos individualmente más adelante, como La fotografía móvil de Rodrigo Rivas  de Anaya PhotoClub o el excelente libro sobre Cartier Bresson de la editorial Blume.

Cómo deben ser los libros de fotografía

Aquí voy a hablar de libros de fotografía técnicos, como ya hice en otro artículo hace tiempo. En otro momento comentaré cuáles son algunos de los libros de autor que no deberían faltar en nuestras bibliotecas.

En los tiempos que corren un buen libro de fotografía técnica debería ser barato. Parece una perogrullada, pero con la cantidad de información que podemos encontrar en la red mucha gente puede pensar que es una tontería gastarse el dinero en un libro de papel que encima le ocupa espacio. Hoy muchos piensan así.

Libros de fotografía
Libros de fotografía

Creo que su razonamiento no es acertado. En la red hay auténticas maravillas de gente con unos conocimientos increíbles, pero hay que rebuscar mucho para encontrarlos, y en el camino se pierde mucho tiempo y se pueden llegar a leer muchas cosas que no son del todo ciertas.

Con los libros es más fácil acertar. Es verdad que hay cosas malas también (precios excesivos en muchos casos con honrosas excepciones) pero podemos confiar en las editoriales que no quieren perder dinero y no van a dejar publicar cualquier cosa. Por eso muchas veces encontrareis artículos de este tipo en las redes donde los que escribimos sobre el tema confesamos los libros que no faltan en nuestras bibliotecas. Y sin más empiezo:

Adobe Lightroom CC para fotógrafos de Martin Evening

Se puede considerar como la biblia definitiva de este popular programa. Lo que no se pueda leer en sus interminables páginas quizás no existe o todavía no ha sido inventado.

Es un libro muy caro de Anaya PhotoClub, pero puedo asegurar que vale cada euro que tendrás que pagar en las librerías. Es verdad que muchas cosas las puedes encontrar en la red, pero después de perder el tiempo hasta quelo encuentras, valorarás el trabajo inmenso de MArtin Evening. del que no puedo dejar de recomendar tampoco Adobe Photoshop CC para fotógrafos.

La fotografía móvil de Rodrigo Rivas

Desde que salió este libro he tenido muchas ganas de leerlo. Rodrigo Rivas es uno de los mayores especialistas sobre el tema en España, y su blog es una referencia dentro de este tema, que no es otro que sacar todo el potencial de la cámaras de los smartphones sin prejuicios.

Muchos todavía dirán que no es fotografía, a otros nos cuesta hacer fotos con el móvil. Pero después de leer sus páginas yo me estoy planteando salir un día a la calle sólo con la cámara del móvil y un cargador de batería; aunque también tengo ganas de salir con una cámara de banco o volver a sentir lo que sentía con una de formato medio. Los smartphones han venido para quedarse y para demostrar que lo único importante es quién hace la foto, no el aparato que lleve.

El nuevo libro de Rodrigo Rivas es una buena manera de comenzar  y mejorar en el mundo de la fotografía móvil, una forma más de fotografiar, sobre todo libre de prejuicios.

Sin miedo al retrato de José Antonio Fernández

Aunque ya he hablado de este libro en otra ocasión, creo que el trabajo de JdeJ editores es digno de reseñar una y otra vez. Apuestan siempre por nuevos autores y maestros consagrados con años de docencia del panorama nacional. En esta ocasión han vuelto a poner a escribir a José Antonio Fernández para enseñar su visión del mundo del retrato, una de las especialidades más demandadas.

Este libro responde a todas las preguntas que un neófito en la materia se pueda hacer y encima resuelve dudas a fotógrafos más experimentados. Es un libro de consulta para esos momentos en los que te sientas frente al ordenador después de una sesión y descubres que nada se parece a lo que habías imaginado. Nuestros retratos pueden cambiar siempre y cuando leamos el libro y practiquemos sin descanso, eso sí.

Las reglas de la fotografía y cuándo romperlas de Haje Jan Kamps

La editorial Blume es otra de las grandes editoriales que publican libros técnicos de fotografía, aunque no sea tan popular como las demás editoriales. Eso sí, por publicar el libro Hojas de contacto de Magnum ya merecerían un lugar en el Olimpo de los fotógrafos.. Y no podemos olvidar otra pequeña joya de la editorial, de la que hablaré largo y tendido, Henri Cartier-Bresson. El disparo fotográfico. de Clement Cheroux, conservador del departamento de fotografía del Centre Pompidou de París.

Este libro me ha sorprendido gratamente por su planteamiento, por su forma de presentar las normas establecidas en hojas blancas y cómo romperlas con fondo negro. Se puede leer de dos maneras. Y aunque no descubre el mundo, es unas de las mejores formas de adentrarse en este mundo de la fotografía.

Por supuesto podría recomendar más libros, y con el tiempo, como he dicho, lo haré. No puedo olvidar el ya clásico de Mellado Fotografía de alta calidad de Anaya PhotoClub; o la serie de JdeJ editores Foto a Foto; los imprescindibles libros de Hugo Rodríguez de la editorial Marcombo

Espero que este año que acaba de empezar sigáis con vuestra afición a la fotografía y que consultéis y recomendéis FERFOTOblog sin parar.

4 pensamientos sobre “Libros de fotografía para empezar el año”

  1. Fer, deseo preguntarte, ¿Tú consideras que el histograma de salida, tras finalizar la edición, debe tocar ambos extremos, como mínimo?

  2. Buenas…
    No es una pregunta para este artículo pero como no tengo una sección de preguntas específica…
    Depende de tu estilo. Para mi es fundamental que el histograma de salida tenga al menos un blanco y un negro absolutos. En el histograma de entrada sólo me preocupa que tenga un blanco absoluto. Es algo que arrastro desde los tiempos del laboratorio cuando seguía los consejos de Ansel Adams. La gama tonal de la fotografía es mucho más rica.
    Muchas gracias por preguntar.

Deja un comentario