Regalos para fotógrafos

Regalos para fotógrafos

Ahora que se acercan las fiestas navideñas estamos otra vez buscando regalos para fotógrafos, esos extraños seres de la familia o amigos de toda la vida. Para los tiempos que corren somos bastante caros. Mi objetivo es dar este año ideas distintas a las habituales.

Aunque nos pesen a muchos los recuerdos, y el mundo parezca que cada vez más se va a la mierda, las fiestas de navidad son un momento más para encontrar el lado bueno de las cosas que, si nos esforzáramos un poco, podríamos aplicarlo todos los días de nuestra vida sin necesidad de villancicos y luces por doquier.

Regalar a un fotógrafo es harto difícil. Nuestro equipamiento es muy caro; nunca sabréis qué libros tenemos salvo que os lo digamos; y acetar con un accesorio es una lotería en la mayoría de los casos.

Por eso escribo estas líneas para inspirar a las parejas, a los hijos o los padres. Y por qué no a los cuñados y cuñadas que pensáis que las parejas de vuestros hermanos solo quieren un iPhone…

Los regalos para fotógrafos

Siempre he pensado que el mejor regalo para un fotógrafo son los libros. Y como bien sabéis es algo que recomiendo constantemente y jamás me cansaré de hacerlo. Pero algunas veces te apetece sorprender con algo nuevo, distinto, inesperado a esa persona que forma parte de tu vida y qué se le va a hacer, es fotógrafo…

Lo primero, para sorprenderle, es saber qué tipo de fotografía le gusta. No es cuestión de llevarle a las seis de la mañana a la cumbre de Cabeza Líjar si lo que le gusta es el mundo del retrato en el estudio… Siempre es importante estar bien informado para evitar la misma cara de decepción del sujeto cuando recibe de manos de Papa Noel o de los reyes magos un set de tres calzoncillos de fantasía.

Una vez resuelto el tema es hora de empezar a pensar, de hacer esas famosas lluvias de ideas que tanto gustan en algunas empresas de creatividad. A un fotógrafo puede ser muy fácil llegar a sorprenderle.

Si es un fotógrafo de naturaleza

Aquí me viene perfecta la propuesta de unos párrafos antes. Lo mejor para un fotógrafo de naturaleza es regalarle un viaje por algunos de los rincones más llamativos de su comunidad.

No hay que gastarse dinero. No solo pueden hacerse fotos en Islandia como parece (aunque si buscas bien y tienes dinero puedes encontrar buenos precios).

Regalos para fotógrafos
Cabeza Líjar

Un fotógrafo siempre agradecerá que hayas encontrado un lugar remoto a menos de dos horas de su casa y que tú le acompañes a ese camping desde donde sale un camino que lleva a lo alto de una montaña donde la visión a las seis de la mañana es única.

Un ejemplo perfecto es Cabeza Líjar, muy cerca de Peguerinos (Ávila). Si vivís cerca de Madrid puedes regalar una de las visiones más impresionantes en los límites del parque nacional de la Sierra de Guadarrama. Y esto es un ejemplo de tantos…

Si es un fotógrafo de ciudad

Esta situación es mucho más sencilla para el que regala, en teoría. Solo tiene que buscar rincones mágicos de la ciudad. Espacios donde las vistas son únicas como ese mirador que acaban de abrir, o encontrar el lugar exacto desde el que se disparó la famosa fotografía de aquel fotógrafo famoso. O simplemente ir a una exposición…

Regalos para fotógrafos
La Gran Vía

Como soy de Madrid pongo este ejemplo. Qué bonito sería encontrar el punto exacto en el que Catalá Roca fotografió a las chicas de la Gran Vía para luego comer en el mítico Chicote donde los fotógrafos esperaban a Ava Gadner; o ir al faro de la Moncloa y posar en el mismo punto en el que el Che posó para César Lucas. Por poner dos ejemplos rápidos…

Si es fotógrafo de estudio

Aquí está fácil. No hay nada más sencillo que alegrar a un fotógrafo que vive por la luz de los flashes. Seguro que si te ofreces para una sesión se le iluminará la cara.

No hay nada más cautivador para un fotógrafo de estudio que enfrentarse a un buen retrato de su pareja. O de ese amigo o esa amiga que le cautiva por su forma de mirar, por su cuerpo o por la forma de mostrarse cuando es una cámara el que le mira…

Regalos para fotógrafos
En el estudio

Alquilar un estudio u organizar una sesión con varios cambios de ropa o mejor aún, juntar a todos sus amigos y amigas dispuestos a ser retratados es uno de los mejores regalos que puedes hacer y que sin duda recordará toda la vida.

Así que manos a la obra y haced que vuestros amigos o familiares fotógrafos recuerden esta navidad como aquella en la que recibieron el mejor regalo de su vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.