Mejorar como fotógrafos

El verano es bueno para empezar a mejorar como fotógrafos

Ahora que queda menos para el verano y para las ansiadas vacaciones podemos empezar a pensar cómo mejorar como fotógrafos. Cualquier momento es bueno para mejorar como fotógrafos.

De una vez por todas vamos a dejar lejos de nosotros mirar las cámaras que salen del mercado con suma curiosidad e interés, pero jamás con un deseo incontrolado de renovarnos, con la falsa esperanza de imaginar que con el modelo X o el modelo Y nuestras fotos serán mejores. Eso mientras funcione nuestra cámara y le hayamos sacado todo el jugo. Es el momento en el que nos tenemos que dar cuenta de que sólo mejoraremos como fotógrafos cuando nos demos cuenta de que la cámara es una herramienta sin más. Es el medio, no el fin.

Si tenemos la buena o mala suerte de perder nuestra cámara este año, compraremos la que realmente necesitemos, no la que nos recomienden en las tiendas. Es muy interesante tener claro lo que teníamos y qué nos puede aportar una nueva. Por ejemplo, para qué vamos a comprar una cámara con un sensor de formato 24x36mm, si nunca hacemos copias en papel, o para qué vamos a comprar una cámara de objetivos intercambiables si vamos a calzarle un 18-200mm para no tener que moverlo nunca. No son observaciones tontas.

Os aseguro que son casos reales que he conocido de primera mano en muchos cursos. Es mejor comprarnos (o que nos regale nuestro tío rico) una cámara de gama media y que el resto del dinero lo gastemos en buenos objetivos. Esa es una combinación ganadora.

Robert Frank
Robert Frank

La mejor inversión que podemos hacer desde un punto de vista fotográfico es comprarnos libros que nos inspiren, o acercarnos a las bibliotecas públicas. Sirve cualquier libro, desde algún clásico como el omnipresente Los americanos de Robert Frank, o cualquiera que te haga estar hasta la madrugada leyendo sin parar. Los libros son monumentos, son fuente de inspiración continua. Italo Calvino, Julio Cortázar, Gabriel García Márquez,… hacen soñar a cualquiera. Y eso es lo que necesitamos los fotógrafos.

La mejor inversión que podemos hacer desde un punto de vista fotográfico es comprarnos libros que nos inspiren, o acercarnos a las bibliotecas públicas.

No seremos buenos fotógrafos hasta que nuestras huellas no formen parte del mejor museo y de las mejores salas de nuestra ciudad. Muchas veces hay que olvidarse de tanto histograma y tanto formato y ver de una manera precisa y concienzuda cualquier obra maestra que esté colgada en las paredes.

mejorar como fotógrafos
Joan Miró

Si queremos mejorar ya no sirve decir que los cuadros no me gustan, o que el barroco es un rollo lleno de mujeres gordas y tíos muertos, o que lo que hizo Joan Miró lo puede hacer un niño. Si han pasado a la posteridad es por algo. Tenemos que intentar descubrirlo tras horas de observación. Y si estás aislado en un pueblo perdido de la mano de algún dios, internet es la solución. No es una experiencia real pero se acerca mucho.

Hay que evitar coger la cámara los fines de semana para ver que nos sale. Si no podemos disparar todos los días, por falta de tiempo, sí que podemos darle vueltas a la cabeza en el metro o en el autobús, andando o en el coche.

Hay que evitar coger la cámara los fines de semana para ver que nos sale. Si no podemos disparar todos los días, por falta de tiempo, sí que podemos darle vueltas a la cabeza en el metro o en el autobús, andando o en el coche. Y salir el sábado y el domingo con la cámara al hombro y una idea en la cabeza. El objetivo de este verano es empezar a hacer una serie, con una estructura definida y un estilo propio. Basta de salidas improvisadas al campo una vez y al centro otra para ver qué sale.

Podemos seguir cambiando de lugar cada fin de semana, pero en todos buscaremos nuestro tema. Al finalizar el veraneo tendremos un buen conjunto de fotografías que demostrarán que hemos aprovechado este año.

Si se os ocurre algún consejo más para aprovechar el verano con una cámara la hombro no dudéis en compartirlo con todos los lectores en los comentarios.

Deja un comentario