blogs de fotografía

La realidad de los blogs de fotografía

Muchos de los que nos dedicamos a estas cosas y los fieles seguidores nos hemos quedado de piedra cuando ayer vimos que uno de los blogs de fotografía más antiguos de España, Quesabesde, cerraba sus puertas. Entre todos tendremos que reflexionar para saber qué ha pasado.

Desde el momento en el que salió siempre lo he tenido en mi lista de favoritos. No es que fuera la página más técnica, ni la mejor, pero me gustaba consultar sus artículos para empezar a buscar información sobre una cámara, o las últimas novedades en el mundo del software.

Me llamaba la atención el aire que le daban sus redactores. Los análisis de Iker Moran tenían su toque; Eduardo Parra generaba polémica en su Enfoque diferencial; mis primeros apuntes digitales venían del curso de Paulo Porta (por cierto, ya no hay forma de encontrarlo)…

blogs de fotografía

Y de repente ha cerrado porque se han quedado sin dinero, el dichoso dinero del que todos dependemos:

Un espléndido batacazo –el del mercado de las cámaras de fotos- que se ha trasladado a las cuentas de Quesabesde, cuyo modelo de negocio se ha asentado siempre de forma exclusiva -con permiso de nuestro efímero experimento de e-commerce– en la publicidad. Fatal error. Jamás invierto en proyectos que dependen de la publicidad, me dijo alguien hace tiempo. La única garantía de que webs como Quesabesde puedan subsistir sin que su línea editorial sufra una merma importante es el apoyo económico directo y voluntario de sus lectores, añado.

Parece ser que este es el problema. Espero que lo puedan solucionar pronto y que vuelva a reflotar, pues es una pena que se pierda semejante archivo de información. Eso sí, la mayoría de los artículos dedicados a las cámaras serán obsoletos en apenas un año, por culpa de los fabricantes que crean productos nuevos sin parar y que no hay tiempo casi ni de probar.

Pero el espíritu y todas las noticias y opiniones seguirán, espero, siempre ahí. ¿Qué pasará con todos los artículos digitales? ¿Se perderán en un pozo de unos y ceros sin sentido?

La realidad de los blogs de fotografía

Yo también he trabajado con un gran blog. Desde fuera parece muy glamouroso, por aquello de probar cámaras, asistir a inauguraciones y demás, pero muchos redactores lo pasábamos mal. Y no solo en el apartado económico. No puedes pensar en vivir sólo con ellos.

Tengo mil historias malas que contar y doscientas buenas de aquella época. Al principio, antes de que estallara la burbuja, los sueldos eran altos. De un tiempo a esta parte bajaron a unas cotas ridículas (la que me tocó vivir).

Conozco a gente, muy prestigiosa es su especialidad, que ha visto cómo bajan sus ingresos si el medio decide publicar su artículo en el medio digital en vez de hacerlo en papel.

Escribir un artículo al día es duro, más que nada difícil. Conozco a poca gente que sea capaz de hacerlo sin agotarse, sin caer en la repetición. Es fácil cuando hay una exposición, se presenta una cámara o una marca desaparece… pero imagina hacer esto cinco días a la semana, durante once meses y medio. Las ideas se pueden acabar. Y si no escribes, no cobras. Así de sencillo.

También dolía ir a la oficina y ver cómo los directivos tenían la últimos modelos de ordenadores y móviles y tú podías apenas pagar autónomos, pero eso es otra historia… Ellos dan la plataforma, desde luego, pero tú el contenido.

Recuerdo cuando un jefe me expulsó sin explicaciones de un foro porque dije que no quería escribir directamente en Markdown. La excusa es que daba malas vibraciones y alteraba la paz del grupo creado solo para ser felices y trasmitir energía (real como la vida misma).

Hoy en día

Al salir de aquel blog que también desapareció,  con una carta de despedida impersonal, perdí el poco dinero que me daba, pero dinero al fin y al cabo. Los colaboradores eran los que menos importaban.

A continuación me lancé a crear este blog que no me da un euro (todavía) directamente pero que al menos me da muchas alegrías y muchísimos más lectores de los que creía. Y es una forma de darme a conocer.

También colaboro con otros medios porque la gente que lo lleva me da muy buenas vibraciones. Huyo como alma que lleva el diablo de los que me dicen que más tarde verán si pueden pagar pero que el prestigio que me va a dar lo notaré… Ante todo sinceridad.

No sé si el caso de Quesabesde va por estos derroteros. Espero que no. Hoy en día un blog se mantiene si da contenido de calidad. Para hacer buenos artículos tienes que tener tiempo. Puedes tenerlo si no tienes que buscar otra forma de conseguirlo. Y creo que a los que trabajan todos los días para ti hay que pagarles bien. Así de sencillo. Que así sea siempre. Y no dudéis en visitar Photolari.

4 pensamientos sobre “La realidad de los blogs de fotografía”

  1. Realmente una lástima el cierre de Quesabesde, desde sus inicios que la visito cada día. Una referéncia. – Tú, por favor, sigue adelante con este magnífico blog. Un abrazo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.