Steve McCurry

Steve McCurry es terriblemente humano

Puede que alguien no sepa quién es Steve McCurry. Si digo que es el autor de la imagen de la muchacha afgana de ojos infinitos a todo el mundo le suena. Es un ídolo para todos: de la agencia Magnum, viajero incansable, de la plantilla de National Geographic… Pues bien, parece ser que ha caído en las redes de Photoshop.

Yo no me lo termino de creer. No puede ser. Es imposible que alguien como Steve McCurry acuda al Tampón de clonar para mejorar lo que sacó su cámara. Él nunca dice nada de estas cosas…

Me resisto a creer que uno de los maestros de la composición, uno de los miembros más reconocidos de la agencia Magnum, una de las vacas sagradas de National Geographic tenga que abrir su archivo en Adobe Photoshop y decirle a alguien que le quite a ese niño o que cambie de lugar esa señal para mejorar un disparo que a él no le salió bien en su momento.

Steve McCurry
De PetaPixel

Todo parece indicar que así ha sucedido. Otro de nuestros dioses que no es infalible. Que además nos ha mentido. Y para redondear ha echado la culpa a un pobre becario al que no paga. Estamos ante la caída de un mito. Es como descubrir que Carl Lewis usaba un motor en sus zapatillas para ganar sus oros olímpicos, o que Zidane tenía un imán camuflado en sus dedos o que Indurain iba en moto en sus cinco Tours.

Cuál ha sido su pecado

Un fotógrafo italiano descubrió en una exposición de Steve McCurry una fotografía en la que una señal de tráfico estaba mal clonada y lo señaló en su blog.

Steve McCurry
Antes

Pronto el artículo se propagó por la red y algunos encontraron más fotografías sospechosas. Y la publicación en Petapixel ayudó a que se viralizara el tema. Y algo que ha cabreado y mucho al personal es que Steve McCurry ha culpado a un becario de todos los errores. Y parece ser que tampoco le paga…

Steve McCurry
Después

Al final Steve ha contestado a la página americana, el fotógrafo italiano ha quitado el post original asegurando que no quería hacer ningún mal a nadie, y todavía no se sabe qué va a pasar. La justificación de que no tiene tiempo para revisar todo lo que hacen sus ayudantes cuando él está de viaje tampoco ayuda.

Steve McCurry y su caida digital

Él no hace fotografía de paisaje. Es uno de los referentes visuales que tenemos los fotógrafos. Es verdad que tiende a la saturación, pero siempre ha destacado por su forma de ver, por sus acertadas composiciones. Es un fotógrafo de reportaje. Y aquí es donde cambia todo y lo que provoca que el mito se caiga.

Es un fotógrafo de reportaje. Y aquí es donde cambia todo y lo que provoca que el mito se caiga.

No podemos olvidar que es un fotógrafo de la agencia Magnum. Uno de los más respetados y admirados de la plantilla. Y sin duda uno de los más reconocidos por las masas. Pocos recuerdan su famoso trabajo de Afganistán que le valió el reconocimiento a principios de los ochenta.

Magnum es uno de los pilares del fotoperiodismo. Uno de los espejos donde se miran los que empiezan y meta para muchos que llevan años con las cámaras al hombro. Y si estás ahí dentro no se puede infringir las normas. Y esto es lo que decía David Chim Seymour, uno de los fundadores:

No se puede considerar que el grupo Magnum sea una escuela homogénea de fotografía, pues incluye todo tipo de talentos individuales y de enfoques técnicos e intereses creativos. Dicho lo cual, sí presenta una especie de unidad, una unidad difícil de definir pero que, no obstante, está ahí. Hay una gran afinidad entre los fotógrafos de Magnum desde el punto de vista de la integración fotográfica y el respeto por la realidad, la aproximación a los intereses humanos y la búsqueda del impacto emocional, el cuidado por la composición y el encuadre y la conciencia de una continuidad narrativa.

Y si se demuestra finalmente que Steve McCurry ha quebrantado el respeto por la realidad debería abandonar la agencia. Como referente ha perdido todos los puntos para ser fotógrafo de prensa. Será un excelente fotógrafo de paisajes, eso sí, uno de los mejores sin duda y con algunas imágenes imperecederas.

Él, que ha recorrido los lugares más peligrosos del planeta y ha sido capaz de emocionarnos ha perdido mucho simplemente por usar la herramienta Clonar. Si la foto no es perfecta, simplemente podría haber buscado otra. Seguro que él sí que puede estar un mes más en cualquier lugar sin que su bolsillo lo note. Y cualidades no le faltan, aunque seguro que los años no perdonan…

No se puede tirar todo su trabajo a la basura, pero estos fallos pesarán bastante en el futuro. Él, que ya tiene enemigos por el preciosismo de su trabajo, como el crítico de fotografía del New York Times Magazine Teju Cole, que ya le acusó de ser aburrido y demasiado perfecto, tendrá algo que decir en un futuro no muy lejano. Y espero que nos convenza. Es muy triste ver caer a un mito. Pero se agradece que por lo menos sea humano.

Si no, acordaros de Lewis incapaz de superar en el mundial de Tokio a Mike Powell, Zidane dando el maldito cabezazo en la final o Indurain bajándose por última vez de su bici delante de su casa…

3 pensamientos sobre “Steve McCurry es terriblemente humano”

  1. No entiendo este artículo tan crítico a un excelente fotógrafo reconocido internacionalmente simplemente por haber usado un programa de edición como Photoshop en algunas de sus fotos. Es absurdo.

  2. Buenas…
    La historia es que no ha usado Photoshop para revelar la fotografía, es decir, mejorar el contraste, la saturación y oscurecer y aclarar zonas. El problema es que ha eliminado partes de las fotografías para cambiar la realidad que captó su cámara. Y eso en fotografía periodística no se considera ético.
    Muchas gracias por comentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.