Life (2015)

Life, la película

El año pasado se estrenó la última película de Anton Corbijn, uno de los mejores fotógrafos que conozco, que además también es director, sobre la historia de la relación entre el mítico James Dean y el fotógrafo Dennis Stock. Se llamó Life, y pasó sin pena ni gloria.

Es duro cuando lees el argumento de una película que van a hacer, te emocionas por la historia que cuentan, por el director o los actores que van a crearla, y cuando vas al cine descubres con horror el resultado final. Eso me pasó con Life (2015).

¿Qué más puede pedir un fotógrafo al que le gusta el cine que una película sobre uno de sus actores favoritos, con un fotógrafo de coprotagonista y dirigida por uno de los maestros del retrato del siglo XX? Pues todo ese castillo de ilusiones se derrumbó al terminar la proyección.

¿Entonces por qué escribes sobre ella? os preguntareis. Pues porque habla de fotografía, de su historia, y a pesar de todo, soy un freak del tema. Me gusta el fotógrafo y la Leica que lleva, que le voy a hacer.

La trama de Life, la película

Estamos en el año 1955. Hay un actor que nadie conoce. Un fotógrafo que quiere despegar. Ambos se conocen. Se admiran. Y no dudan en aprovecharse el uno del otro, aunque lo disfrazan de amistad. El fotógrafo porque ha encontrado a alguien que sabe que será inmortal. El actor porque parece que está más solo que la una y se aburre mucho de su propia genialidad.

Life (2015)

De aquel encuentro nacerá la fotografía más famosa de James Dean, esa en la que cruza la calle, envuelto en su gabardina, con el cigarro en la boca. La imagen del eterno rebelde sin causa.

La venden como la verdadera historia entre el fotógrafo y el actor. Pero como siempre en estos casos, está novelada para hacerla más cinematográfica. Para empezar, Dennis Stock, en el año 1955 ya era miembro activo de la agencia Magnum, gracias a Robert Capa. No era por lo tanto un fotógrafo buscándose la vida intentando despegar. Sólo estaba intentando mantenerse.

James Dean murió ese mismo año en un accidente fatal de tráfico. En la película se ve cómo se muestra sorprendido por la boda de su gran amor Pier Angeli. Pero en realidad se enfadó con ella, cuentan las crónicas rosas que la pegó y el día de la ceremonia fue a la puerta de la iglesia con su moto para quemar rueda…

Del encuentro entre los dos, de la relación entre ambos, se sabe lo que contó Dennis Stock en la entrevista que le hizo David Snider para su página. Y hay muchos momentos de aquellos dos meses que no vemos en la película, como la visita a la tienda de ataúdes, la clase de baile o la foto con el cerdo… A lo mejor me dormí…

Life vista por un fotógrafo

Creo que es una oportunidad perdida. La personalidad de Dennis Stock poco tiene que ver con la interpretación del alma atormentada del vampiro del siglo XXI Robert Pattinson:

Dennis era un hombre convincente, con intensa pasión y con sumo respeto hacia la gente que retrataba.

No estoy diciendo que sea mal actor (para mi lo bordó en Cosmopolis de David Cronenberg) pero creo que nadie le avisó de que una Leica de los años 50 no tiene pantalla LCD, y constantemente mira el resultado en esa pantalla ficticia después de cada disparo. Eso sí, es maravilloso ver la convivencia de los fotógrafos de prensa con las Speed Graphics y el reportero puro con la Leica al lado.

Life (2015)

Creo que nadie le avisó de que una Leica de los años 50 no tiene pantalla LCD, y constantemente mira el resultado en esa pantalla ficticia después de cada disparo.

La dirección de fotografía, a cargo de Charlotte Bruus Christensen es correcta. Respeta la imagen que tenemos del ambiente de la época, aunque no deje de ser un poco forzada.

Respecto al actor que encarna a James Dean no diré nada. Según el director:

Mi intención no era hacer una película biográfica. Quería, más que nada, narrar un encuentro, si se quiere, casual.

Parece que lo que más le importaba realmente era recrear el momento de ese disparo en Times Square que sirvió para dar forma al mito. Todo lo demás le daba igual. De ahí la frialdad de ambas actuaciones y la falta de química entre ambos.

Si eres fotógrafo te puede llamar la atención cuando la pongan a altas horas de la madrugada o en la hora de la siesta en algún canal digital. Es uno de los mejores ejemplos para demostrar que las buenas historias en el cine necesitan algo más que eso.

2 pensamientos sobre “Life, la película”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.