Fuji X100T

Fuji X100T, dentro de su cuerpo

Después de las primeras impresiones con la Fuji X100T paso a describir y detallar todos los pormenores de esta excelente cámara indicada para todos los que disfrutamos de la fotografía sin complicaciones pero con un alto nivel de exigencia en la calidad final.

Pero vayamos por partes. Después de un largo periodo de prueba he podido sacar todo el jugo a la Fuji X100T y encontrar todas sus virtudes y sus fallos, que son pocos pero existen. Ya veremos que os parece la cámara después de terminar estas líneas.

El interior de la Fuji X100T

La Fuji X100T es una cámara compacta con un sensor de tamaño APS-C de 16,3 Mp. Es decir, exactamente igual que el de su antecesora. Esta apoyado por el procesador EXRII. Si nos basamos en la calidad de imagen exclusivamente ya sabemos que el resultado es muy bueno.

Para los que no están todo el día pendiente de las últimas tecnologías señalar que el sensor APS-C (23,6×15,7mm) es que llevan todas las cámaras réflex del mercado y que es prácticamente el paso previo al mal llamado formato completo (24x36mm). Es decir estamos ante una de las cámaras compactas con sensor más grande del mercado, si olvidamos la Sony Rx1r.

El sensor es el X-Trans de Fuji. Es el principal motivo del éxito que está teniendo la marca, que está viviendo una segunda juventud.

El sensor es el X-Trans de Fuji. Es el principal motivo del éxito que está teniendo la marca, que está viviendo una segunda juventud. Esta tecnología está inspirada en la disposición aleatoria natural de los granos de haluros de plata de las películas y evita el filtro de paso bajo, lo que da una alta resolución.

ISO 200f_8,0 1_105 s
ISO 200 f8 1/105

También señalar que el procesador EXR-II es el mismo que el de su antecesora, por lo que los resultados son totalmente afines. Tiempo de encendido, velocidad de enfoque y procesamiento…

Además incorpora el objetivo que ha marcado a todas las generaciones de la X100, el Fujinon 23 mm F2, equivalente a la focal clásica de 35 mm. Toda una declaración de intenciones sobre a quién está dirigida esta cámara. Han elegido la mejor focal posible para una cámara con un objetivo fijo. Y han mejorado el tacto para el enfoque manual, pero seguimos echando en falta el parasol integrado de serie.

Cambios respecto a las generaciones anteriores

Realmente los cambios son pocos. Puntuales la mayoría de los casos. No podemos olvidar que la última actualización de la X100S permite tener las mismas características que el modelo que tenemos en las manos sin sus mínimos cambios estéticos, como poder ajustar los tercios de diafragma en el anillo del objetivo.

Vista de la Fuji X100T
Vista de la Fuji X100T

El visor híbrido, seña de identidad de la serie mejora en su parte electrónica y casi llega a la altura de la Fuji XT1. Ahora es posible ver en la parte inferior derecha una ampliación que nos servirá para confirmar el enfoque con una simple pulsación en la palanca frontal, que ya no tiene una única función (que no era otra que pasar de híbrido a electrónico).

El visor híbrido, seña de identidad de la serie mejora en su parte electrónica y casi llega a la altura de la Fuji XT1.

Este visor híbrido aumenta su zona de cobertura hasta el 92% y según se dice mejora su error de paralaje aunque recomiendo encarecidamente utilizar el visor electrónico si estamos buscando un encuadre preciso. Y lo veo imprescindible para las distancias cortas. Y no os imagináis lo cómodo que es cuando todo se gira cuando colocamos la cámara en posición vertical. Y si queremos el efecto lupa sólo necesitamos pulsa sobre la rueda sin fin de la parte superior trasera.

Otras cosas que han cambiado es el obturador electrónico que permite llegar hasta una velocidad de obturación imposible para los medios mecánicos (1/32000). Algo muy llamativo pero que pocas veces se utilizará. Eso sí, esta cámara es totalmente silenciosa, por lo que siempre el fotógrafo pasará inadvertido.

Calidad de imagen

Aunque esta cámara entra por los ojos, lo que realmente importa, y lo que ha hecho que triunfe es su calidad de imagen. Pocas o ninguna sorpresa respecto al modelo pasado, pero para los que quieran saber sus posibilidades voy a colgar diferentes ejemplos de lo que puede llegar a hacer, sin retoque, tal cual salen los archivos de la cámara.

ISO 200 f2,8 1/400
ISO 200 f2,8 1/400

Personalmente no disparo nunca en jpeg con este tipo de cámaras. No creo que nadie sea capaz de gastarse semejante cantidad de dinero para usar el formato comprimido y perder todo el potencial de un buen archivo crudo. La cámara genera archivos RAW de 32 Mb de media.

Como era de esperar, con la sensibilidad nominal (200 ISO) los resultados son perfectos. Y dicha impresión llega hasta los 6400 ISO. Nunca cuento con los ISOS forzados en ambos extremos, pues están generados por software, y aunque se puede hablar largo y tendido del tema (muchas veces trabajamos con ISOS forzados aunque no lo sepamos) quiero probar siempre las virtudes del sensor sin ayudas externas.

ISO 3200 f2,5 1/25
ISO 3200 f2,5 1/25

No entiendo la moda de los ISOS astronómicos salvo para casos muy puntuales. El amplio rango que nos ofrece la Fuji X100T permite trabajar con muy poca luz con garantías. Y algo muy importante, la reproducción del color y el rango dinámico no se resienten en absoluto por mucho que subamos la sensibilidad. Como podéis observar en la fotografía los resultados son la mejor muestra de lo que digo.

ISOS Fuji X100T
ISOS Fuji X100T

Al ser una cámara con el objetivo fijo el fabricante puede ajustar la relación entre este y el sensor hasta límites insospechados, además de las licencias internas que permiten corregir todo tipo de problemas ópticos directamente en el RAW, con lo que deja de ser un archivo crudo, pero eso es otra historia…

Viñeteado Fuji X100T
Viñeteado Fuji X100T

Como podemos ver en el GIF el viñeteado sólo es evidente con diafragma más abierto. Desaparece con diafragmar un punto y no de forma progresiva, por lo que es más claro la influencia de un software interno. No es algo que esté mal, pero creo que deberían dar la opción de elegir si quieres un archivo realmente crudo o no. La difracción empieza a ser evidente con f11 y a f16 puede molestar a los más puristas pero en ningún momento, sin análisis concienzudos de laboratorio, llegan a ser molestos.

En el caso de que alguien quiera comprarse esta cámara y sienta que una focal única se le queda corta, Fuji ha puesto en el mercado dos conversores, el TCL-X100 y el WCL-X100.

ConversorTCL-X100
ConversorTCL-X100

Por medio de una rosca convierten el objetivo en un 50 mm y un 28 mm respectivamente. No los he usado mucho pues creo que van contra la filosofía original de la cámara. Pero me ha sorprendido mucho su construcción y la calidad de imagen final. En absoluto se parece a lo que estamos acostumbrados con este tipo de conversores.

Conversor WCL-X100
Conversor WCL-X100

Conclusiones finales

Estamos ante un clásico. Sin lugar a dudas. Cuando hablemos en el futuro de las cámaras que marcaron una época la Fuji X100T estará presente, sin lugar a dudas.

Fuji X100T
Fuji X100T

Fuji tuvo una idea genial cuando sacó al mercado en 2010 este modelo inspirado en los tiempos pasados. Todos los fotógrafos de la vieja escuela y los que habían oído hablar de ella empezamos a babear, si se me permite la expresión. Desde entonces han sacado tres versiones: la original, la S y la que tenemos entre manos. Y siempre mejoran el modelo anterior con simples ajustes (y a veces no tan sencillos). Y cada vez con una estética más cuidada.

ISO 200 f11 1/300
ISO 200 f11 1/300

El autoenfoque sigue siendo lento en comparación con los modelos réflex de gama superior. Pero ha mejorado mucho desde la primera versión, aunque no alcanza la rapidez del nuevo sistema de enfoque de la hermana mayor, la Fuji XT1. En situaciones normales, con una buena iluminación hace maravillas, pero en situaciones pobres con poco contraste le cuesta un poco más.

Tiene algunos fallos de diseño desde mi punto de vista. No entiendo por qué la trampilla de la batería alberga la tarjeta SD. No me gusta que los botones no sean más duros o tengan algún bloqueo para evitar cambios por simples roces o cuando la metemos en la bolsa.

Pero sin lugar a dudas, si estáis buscando una cámara para llevar siempre encima, con una calidad por encima de la media, la Fuji X100T es vuestra compra perfecta. Porque muchas veces no basta con tener un excelente sensor o un buen procesador que de imágenes de alta calidad. También podemos valorar nuestra estética y por encima de todo nuestra salud cervical. Esta cámara es ideal no sólo para perderse por la ciudad sino para hacer fotografía de viajes o largas rutas como el Camino de Santiago o la subida al Kilimanjaro. Yo, si pudiera, la compraba ya.

Un pensamiento sobre “Fuji X100T, dentro de su cuerpo”

Deja un comentario