Después de probar Adobe Lightroom CC/6

La nueva versión de Adobe Lightroom se ha hecho de rogar. Parecía que nunca iba a aparecer y que los fotógrafos íbamos a quedarnos sin la renovación del programa a la sombra de Adobe Photoshop. Pero el pasado día 21 de abril lanzaron la versión 6, o CC si la compras dentro de la Creative Cloud. Y dijeron que traía importantes mejoras.

En todos lados se lanzaron a publicar las primeras impresiones, muertos como estábamos todos de ganas por probar lo que debería ser un programa totalmente renovado y actualizado. Sobre todo después de la muerte de Aperture, el programa que provocó su nacimiento.

Pero estamos ante una versión X.0, y eso quiere decir, desgraciadamente, que acaba de empezar. Sé que no debería ser así, que antes tendrían que haber lanzado la popular versión de prueba. Pero se ve que les corría prisa… Vamos a ver qué podemos encontrar.

Adobe Lightroom CC no es tan rápido

Hace tres meses cambié mi tarjeta gráfica por una mucho mejor. Por eso, cuando escuche que el nuevo Lightroom iba a aprovechar la potencia de las tarjetas gráficas creí que había dado en el clavo al gastarme más dinero de lo que pensaba en ella.

La sorpresa fue cuando me di cuenta de que Lightroom no es ahora más rápido, sino que en muchas ocasiones es más lento y se atasca con más frecuencia que su antecesor. Y que además sólo funciona en el módulo Revelar.

Desde Adobe dicen que el problema es de algunas tarjetas, como la Ati Radeon, pero personalmente trabajo con dos ordenadores con otras gráficas, y Lightroom CC no cumple lo que dice. La cuestión es que hasta que se actualice, he desactivado Usar procesador gráfico en Editar>Preferencias>Rendimiento. Y la verdad es que ahora me va como antes, lo que no está tan mal.

Las principales novedades: Panorámicas y HDR

Adobe Lightroom es el hijo fotógrafo de Adobe Photoshop. No quiere hacer nada que no esté relacionado con la fotografía, y depende mucho de su padre cuando le pedimos algún truco. Pero como con el paso del tiempo va madurando y ya nos permite hacer panorámicas y esa cosa llamada HDR.

Respecto al tema de las panorámicas he de reconocer que me ha sorprendido gratamente. Es muy parecido al popular Photomerge de Photoshop, pero con algunas mejoras sustanciosas y algunas tristes pérdidas.

Ventana panorámica

Ventana panorámica

Ya no necesitamos tener el programa padre para crear una imagen a partir de dos o más fotografías. Sólo tenemos que seleccionar los archivos que queremos e ir a Fotografía>Combinación de fotografías>Panorama; o pinchar con el botón derecho y Combinación de fotografías>Panorama.

Como funciona con las previsualizaciones del programa, la panorámica se forma rápidamente y nos da a elegir tres tipos de proyecciones: Esférica, Cilíndrica y Perspectiva, como ocurre en el humilde Photomerge.

Cuando estamos conformes con el resultado previo, sólo tenemos que dar a Combinar. Y el programa, en segundo plano, crea la nueva panorámica en formato DNG y la añade también al Catálogo.

El único problema es que no tenemos las capas para retocar por si alguna zona no queda bien, ni siquiera cuando la abrimos en Photoshop, lo que es un paso atrás.

Respecto al HDR pasa lo mismo. Ahora se pueden hacer en Lightroom y el resultado no resulta tan pictórico como con otros programas.

HDR Lightroom

HDR Lightroom

Seleccionamos dos, tres o cuatro archivos y vamos a Fotografía>Combinación de fotografías>HDR. El resultado es inmediato. Pero no tenemos tantas opciones como en el plugin de Photoshop, HDR Pro. Eso sí, el resultado es muy parecido al que podemos hacer manualmente con el programa padre y en el módulo Revelar tenemos una archivo en el que tenemos hasta +/- 10 pasos para ajustar.

Más novedades

Lightroom CC presenta otras pequeñas novedades como diferentes ajustes en las herramientas Filtro graduado y Filtro Radial. Ahora es posible delimitar de forma más precisa la zona en la que queremos que actúen. Por ejemplo, si queremos oscurecer el cielo con un filtro graduado, podemos acudir a la nueva opción Pincel para evitar que su efecto lo sufran también los edificios además del cielo, una de las pesadillas de este tipo de filtros.

También tenemos por fin el índice de caras con la herramienta Gente del módulo Biblioteca, gracias al cual el programa busca rostros en todo el catálogo y nos permite clasificar con palabras clave de una manera más rápida. Y según he probado funciona bastante bien.

Conclusión

Podría detenerme en más cosas, pero no son tan importantes como todas las que he señalado. Son pequeños detalles que iremos descubriendo con el paso del tiempo.

Esta nueva versión es una ocasión desperdiciada para hacer cambios realmente interesantes y elevar al programa a una nueva dimensión. Hay muchas cosas que cambiar:

  1. La mejora de la velocidad no es tal.
  2. El módulo Web no tiene ningún sentido mantenerlo.
  3. El módulo Libro, que es una maravilla, sigue siendo esclavo de los escasos formatos de Blurb.
  4. El módulo Proyección sigue todavía en pañales, y Mapa es el patito feo del lugar.

Parece un programa capado para que los fotógrafos sigamos consumiendo Photoshop, pues es incapaz de manejar capas, por poner sólo uno de tantos ejemplos.

Merece la pena actualizar, pero todavía le queda mucho camino para hacerse imprescindible para muchos usuarios. Yo no podría estar sin él, pero creo, ahora que está terminando el curso, que necesita mejorar.

Deja un comentario