Canon-G5x

Análisis de la Canon PowerShot G5x

En noviembre fue invitado a la presentaciónde las nuevas cámara de Canon. Allí descubrí una de las compactas que más me han llamado la atención en los últimos tiempos, la Canon PowerShot G5x. Durante unas semanas, he podido probarla para comentarla en profundidad con todos vosotros.

El mercado de las compactas ha cambiado. Los móviles las han obligado a evolucinar para no desaparecer. Ahora la mayoría son compactas de alta gama, con formato RAW, objetivos luminosos, visores electrónicos… un sueño hecho realidad para los que nos gusta ir siempre acompañados de una cámara.

Canon-G5x

La Canon PowerShot G5x es una de las nuevas cámaras con el sensor de una pulgada  de 20,2 Mp que tanto está dando que hablar. Y con un procesador de imagen DIGIC 6, lo último de la casa. Así se explica entre otras muchas cosas, el ruido contenido que presenta la cámara con altas sensibilidades.

Diseño de la Canon PowerShot G5x

Desde que Fuji demostró que los viejos diseños nunca mueren, todas las marcas han lanzado al mercado estos guiños al pasado, estas tentaciones para los antiguos como yo que nos emocionamos cuando vemos algo parecido a los paralelepípedos que tuvimos alguna vez en las manos, alejados de las curvas que diseñó Colani para la mítica T90 y que todavía sigue coleando.

Canon G5x

La Canon PowerShot G5x es como una de esas antiguas réflex en miniatura, con ese pentaprisma que realmente es un visor electrónico OLED de 2.3600.000 píxeles y 100% de cobertura.

Es pequeña, pero entre mis grandes manos se maneja muy bien. Todos los botones están en su sitio y si vienes de las réflex no tendrás ninguna duda a la hora de utilizarla, pues incluso el amndo de los modos de exposición recuerda al de la serie EOS.

Canon G5x

Hay mandos para la nostalgia, como el dial sin fin en la parte frontal, el aro del objetivo, el mando de la compensación de exposición… Todo para recordar cómo eran las cámaras antes. Y lo mejor es que facilitan y mucho el uso de la cámara.

Especificaciones técnicas

Partimos del corazón del sistema, un sensor CMOS retroiluminado tipo 1,0, que poco a poco está demostrando una calidad muy alta, y que se está imponiendo en este tipo de cámaras. Desde que probé la Sony Rx100 no ha dejado de sorprenderme cómo algo tan pequeño puede conseguir semejantes resultados.

Por supuesto que no es igual que disparar con sensores mayores pero la calidad es muy alta. Y llama la atención la respuesta con altas sensibilidades. Rompe un poco los esquemas de lo que teníamos aprendido hasta ahora.

Y todo gracias al procesador DIGIC 6 con tecnología iSAPS, el mismo que llevan cámaras más avanzadas. Dicha tecnología permite hacer ajustes óptimos de enfoque y exposición en el momento del disparo.

Canon G5x

Tiene un objetivo zoom 8,8-36,8 mm (35 mm: 24–100 mm) con una luminosidad f1,8-2,8. 9 palas para el diafragma y estabilizador de imagen de 5 ejes que permite salvar hasta 3 pasos. Una pequeña obra maestra de ingenieria.

Y por último una pantalla basculable LCD, táctil, de ángulo variable y 3 pulgadas con menos píxeles que el visor electrónico, 1.040.000. Lo bueno que tiene es que se puede esconder y no utilizarla jamás. Con este gesto conseguimos dos cosas: no mirarla cada dos por tres y sobre todo no gastar batería.

Tiene GPS vinculado con un móvil, por lo tanto WiFi, RAW de 14 bits; graba video en FullHD a 60 fps… Todo lo que se le puede pedir a una cámara hoy en día, salvo ese 4K que poca gente puede disfrutar realmente. Y apuesta por las tarjetas SD en cualquiera de sus versiones.

Manejo

Soy de la vieja escuela, y me cuesta mucho prescindir del visor. Por eso cuando hago fotos con la Canon PowerShot G5x es como si volviera a la infancia.

Canon G5x
ISO 1250f_2,8 1_200 s

Es una maravilla hacer fotos con una compacta y poder mirar por el visor electrónico con toda la información que necesites en ese momento: diafragma, velocidad de obturación, compensación e histograma… el sueño de un enamorado de dicha gráfica.

Canon G5x
ISO 3200f_11,0 1_60 s

Si además disparas en formato RAW (de nuevo me parece un delito trabajar en jpeg con esta cámara) el manejo de los menús es sumamente sencillo. Sólo hay que preocuparse por los valores de exposición y listo. La rueda frontal asegura un control sin igual sin necesidad de apartar la vista del visor.

Canon G5x
ISO 1600f_4,5 1_60 s

Por lo tanto no es una cámara de disparar y listo. Se han encargado de diferenciarla mucho de los móviles y se nota que está orientada a fotógrafos experimentados. Eso sí, si tienes mucho dinero te la puedes comprar y trabajar en modo automático y listo. Pero sería una buena forma de tirarlo.

Si vienes de las réflex de la casa lo único que tendrás que hacer es encoger un poco los dedos porque hacer una foto con esta compacta es igual de sencillo, y como he indicado más arriba, aún más sencillo si disparas en RAW. Sólo hay que configurar la cámara una vez y preocuparte por elegir el modo de exposición, cambiar el diafragma con el clásico dial delantero, modificar la compensación de exposición en la rueda superior y a hacer fotos como si no hubiera mañana.

Canon G5x
ISO 800f_5,6 1_160 s

La calidad final de la imagen es lo que importa. Y puede ser bonita, estanca y provocar un placer indescriptible que si las imágenes finales no son buenas no servirá para nada la fachada tan atractica que tiene. Para este análisis sólo he colgado fotografías con ISOS altos. Se sobreentiende que a ISO nativo hoy en día todas las cámaras son estupendas.

Calidad de imagen

Los nuevos sensores de un pulgada, con una ayuda más que evidente de los procesadores más potentes, junto con un gran trabajo del hardware de las cámaras, consiguen unos resultados impensables apenas hace cinco años. Dudo mucho que sea una imagen RAW real, como ya nos contó el gran Valentin Sama.

Canon G5x
ISO Canon G5x

Personalmente me parece increíble llevar una cámara tan pequeña en el bolsillo y conseguir imágenes de una calidad tan alta incluso con ISOS altos. El límite lo pondría (cuando trabajara con ISO automático) en 6400 como máximo. A 3200 ISO el ruido está muy contenido y es perfectamente utilizable. Como siempre el ISO más alto anunciado sólo sirve para la publicidad, aunque muchos ya sabemos que nunca nos podemos fiar de valores tan altos.

Canon G5x
ISO 1600f_2,8 1_200 s

Tenemos mucha información para trabajar con ella en el postprocesado gracias a los 14 bits del RAW (16384 niveles por canal frente a los 256 de un sencillo jpeg). Pero por supuesto hay que saber moverla en los programas destinados a estos menesteres.

Canon G5x
ISO 640f_2,8 1_60 s

No todo podía ser bueno, y una de las cosas que he observado después de analizar las fotografías con detenimiento se puede ver que con el diafragma más cerrado, f11, la pérdida de nitidez es importante por culpa de la difracción. Con el diafragma más abierto, f2,8 en la posición más extrema del zoom, también se nota una importante bajada de nitidez general incluso en el centro, como podemos observar en la foto que adjunto.

Canon G5x

Nada que no se pueda resolver con un buen trabajo en Photoshop, pero que es un problema importante para una cámara con pretensiones profesionales. Afortunadamente, desde que salió ha bajado de precio, y ya se puede encontrar por 600€, un precio más acorde con sus características.

Conclusión

He de confesar que me siento enamorado de esta cámara desde la primera vez que la tuve en las manos. No es la maquina ideal (nunca existirá) pero se acerca. Para mi sería muy parecida a esta. Eso sí, con un objetivo fijo equivalente a un 35 mm. Seguro que muchos de sus problemas desaparecerían, pero no sería muy comercial me temo.

Hoy por hoy, esta cámara se sitúa entre las más interesantes compactas de gama alta que podemos encontrar en los escaparates. El rival a batir sería toda la familia Sony RX100, y los combatientes la Fuji X70 que juega en una liga superior, las nuevas Nikon DL, y alguna que otra escondida al fondo del armario que si fuera bien promocionada daría grandes sorpresas.

Si hoy pudiera comprarme una nueva cámara compacta, lo más seguro es que me comprara la Canon G5x. Con esto lo digo todo.

Un pensamiento sobre “Análisis de la Canon PowerShot G5x”

Deja un comentario